Una avalancha de anunciantes de alto perfil anunciaron la semana pasada que boicotearían la publicidad en Facebook hasta julio, respondiendo a las críticas sobre la inacción de la red social con respecto al discurso de odio, publicó el viernes Business Insider.

Las acciones de Facebook cayeron 8.3% el viernes, eliminando 7,000  millones de dólares de la fortuna de su creador, Mark Zuckerberg.

El boicot envió  a los ejecutivos de Facebook a pelear, y el principal ejecutivo de publicidad del gigante de las redes sociales envió el viernes un memorando a los anunciantes prometiendo una auditoría externa de sus herramientas y prácticas de seguridad.

Facebook también dijo que comenzará a etiquetar publicaciones de políticos que infringen sus reglas pero que son lo suficientemente “periodísticas” como para permanecer en la plataforma.

El boicot es otro ejemplo de la mayor disposición de las grandes marcas a tomar una posición, ya que responden a la presión de sus propios empleados y clientes.

Pero muchos de estos anunciantes no gastaron mucho en Facebook, y las declaraciones de boicot son temporales y están vagamente escritas, lo que podría facilitar la reanudación de los gastos después de julio y ganar buena voluntad mientras tanto.

[email protected]