Ayer, se dieron a conocer los índices de gerentes de compras correspondientes a noviembre de Estados Unidos, China y la zona euro, las cifras mostraron señales de recuperación de la economía.

La empresa de información financiera Markit dijo que el índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés), del sector manufacturero de Estados Unidos, se recuperó a su menor nivel en más de tres años y registró su mayor alza en seis meses, subió a 52.8 desde 51 de octubre.

El índice fue favorecido por un aumento de la demanda, que fue impulsada luego de que la tormenta Sandy azotó al país, lo que sugiere que el ritmo de crecimiento podría desacelerarse en los próximos meses.

La actividad fabril haría sólo una modesta contribución, en el mejor de los casos, al crecimiento económico en el último trimestre del año y, junto a señales de renovada debilidad en el gasto del consumidor, sugiere que el crecimiento en Estados Unidos se habrá desacelerado marcadamente desde 2.7% del tercer trimestre , comentó el economista jefe de Markit, Chris Williamson.

El componente de empleo del índice subió a 52.6 desde 51.8; sin embargo, el ritmo de contrataciones fue menor al promedio de los últimos 34 meses.

En la zona euro, el índice de gerentes de compras de las fábricas subió a 46.2 en noviembre desde 45.4 de octubre, y se mantiene por debajo de la marca de 50, que divide el crecimiento de la contracción, por decimosexto mes consecutivo.

El empinado ritmo de declive que está en curso en la actividad manufacturera sugiere que la recesión de la región se ha profundizado en el último trimestre del año, la que se extiende por tercer trimestre consecutivo , dijo Chris Williamson, economista jefe de Markit.

El índice PMI global elaborado por JP Morgan subió en noviembre a 49.7, se trata del mejor nivel desde junio, aún así estuvo por debajo del umbral de los 50.

Los índices de producción, nuevos pedidos y empleo siguen mejorando, si bien desde niveles bajos, mientras que la tasa de acumulación de inventarios de productos terminados, todo indica, sería bastante baja dijo David Hensley, director de coordinación de economía global en JP Morgan.

CHINA, POR BUEN CAMINO

La lectura final del índice PMI, elaborado por HSBC, subió a 50.5 en noviembre desde 49.5 en octubre.

El ritmo de la actividad en el sector manufacturero de China se aceleró por primera vez en 13 meses, sumándose a la evidencia de que la economía está reviviendo tras siete trimestres de desaceleración del crecimiento.

Ésta es la primera vez desde octubre del 2011 en que el estudio supera el umbral de los 50 puntos.

La lectura final de HSBC sigue a una encuesta similar de la Oficina Nacional de Estadísticas dada a conocer el fin de semana, que mostró una aceleración en el ritmo de crecimiento del sector manufacturero. El PMI oficial subió a un máximo de siete meses de 50.6 en noviembre.

Esto confirma que la economía china continúa recuperándose gradualmente , escribió el economista jefe de HSBC para China, Hongbin Qu.

Aunque una recuperación del crecimiento parece posible, hay señales preocupantes de que China sigue dependiendo demasiado de la inversión dirigida por el Estado y no del sector privado más dinámico.

El crecimiento acelerado de las grandes empresas se afirmó por tercer mes consecutivo, pero las empresas medianas y pequeñas vieron una reducción de personal, con el declive más pronunciado para las firmas más pequeñas.