El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió el miércoles y finalizó sobre los 9,500 puntos por primera vez desde principios de agosto, reforzado por la noticia de que el sector manufacturero chino subió hasta un máximo de cuatro meses, a pesar de permanecer en zona de contracción.

El Nikkei cerró con alza de 90.98 puntos, un 0.96%, a 9,.554.00 unidades.

RDS