El Banco Central Europeo mantuvo este miércoles su principal tasa sin cambios, al 1%, el nivel más bajo de la historia que introdujo en diciembre, anunció un portavoz.

La mayoría de los economistas esperaban esta decisión pese al agravamiento de la crisis de la deuda en la zona euro, alimentada por el bloqueo político en Grecia y los temores sobre el frágil sistema bancario español.

El presidente del BCE, Mario Draghi, tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa en la sede de la institución monetaria en Francfort (oeste) a partir de las 12H30 GMT.

La mayoría de los economistas esperan una nueva bajada de las tasas en julio, una vez que se conozcan los resultados de las elecciones legislativas griegas del 17 de junio.

En cambio, los analistas esperan que el BCE anuncie a partir de este miércoles nuevas medidas a favor de los bancos.

Asimismo, debería anunciar sus previsiones de crecimiento y de inflación para 2012 y 2013.

Draghi sin duda será interrogado sobre el proyecto de unión bancaria que apoyan el BCE y la Comisión Europea pero al que se opone el gobierno alemán.

RDS