El grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API) dijo este jueves que el plan del Gobierno del presidente Barack Obama de liberar 30 millones de barriles de crudo de sus reservas de emergencia ocurre en mal momento ya que no hay suministros de urgencia.

Estados Unidos dijo por su parte que trabajará con la Agencia Internacional de Energía (AIE) para liberar un volumen coordinado de 60 millones de barriles de crudo.