Los futuros del maíz subieron el martes en el mercado de Chicago, repuntando de mínimos de varios años, ya que los operadores cubrieron posiciones cortas y se detuvieron las ventas de agricultores, dijeron analistas.

Mientras, los futuros del trigo bajaron debido a tomas de ganancias y la soya subió levemente.

El maíz para mayo ganó 3.75 centavos, a 3.4725 dólares por bushel, tras caer la semana pasada a 3.32 dólares, un mínimo del contrato y el menor valor para los futuros más activos en una serie continua desde septiembre del 2016.

El maíz se recuperó después de caer bruscamente la semana pasada cuando los futuros del petróleo afectaron los márgenes para los productores estadounidenses de etanol a base de maíz, lo que provocó algunos recortes en la producción.

Aunque las malas perspectivas para el etanol continuaron dominando el mercado, los futuros de maíz en Chicago rebotaron cuando las ofertas de los agricultores del grano se frenaron.

Mientras, los futuros del trigo cayeron por una toma de ganancias un día después de que el contrato a mayo subiera 4% a un máximo de un mes, impulsado por la demanda de molienda mientras los consumidores almacenaban pan para quedarse en casa y evitar el coronavirus.

El trigo perdió 1 centavo, a 5.6125 dólares por bushel. La soya para mayo, en tanto, ganó 2.75 centavos, a 8.8675 dólares por bushel.

Una presión adicional surgió de los informes semanales de cultivos del Departamento de Agricultura que mostraron una mejora en las calificaciones de trigo en las llanuras de EU.