El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó al Banco Central de Venezuela a prestar servicios con el Petro, la criptomoneda lanzada por el país sudamericano. Simón Zerpa, ministro de Economía y Finanzas, informó a través de un tuit que Maduro había hecho el anuncio en el décimo aniversario de la nacionalización del ente monetario.

El gobierno de Maduro ha apostado fuertemente por el Petro para sobrellevar su grave crisis económica. El país invirtió 92.5 millones de dólares en la apertura de cuentas para que jóvenes tengan billeteras digitales y para que puedan operar a través del Banco Digital de la Juventud y los Estudiantes.

La idea del oficialismo venezolano es que la gente empiece a adoptar el criptoactivo como algo usual y que los usuarios comiencen a hacer operaciones con el Petro en el sistema bancario, según explicaron en un comunicado oficial. El gobierno también creó un ente encargado de la información, la difusión y la regulación de las criptomonedas, la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) .

Por su parte, José Angel Alvarez, presidente de la Asociación Nacional de Criptomonedas, apoyó las medidas de Maduro que brindan un espacio mayor a los criptoactivos: "Es una decisión audaz avanzar hacia una economía híbrida donde la moneda fiduciaria de un país compite mano a mano con la criptomoneda", dijo al sitio de criptomedios, CCN.

El objetivo de la adopción masiva del Petro es superar las sanciones impuestas por Estados Unidos. Nicolás Maduro señaló que la orden al Banco Central es apenas el primer paso de este estrategia. Luego, tendrán que sumarse a las operaciones con la criptomoneda nacional las entidades monetarias nacionales y las bancas privadas que operan en el país.

erp