Para Adolfo González, presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), generar recursos a través de la emisión de bonos en el mercado de deuda internacional muestra que el mercado que representa se está consolidando y que se ha realizado bien la tarea.

“Todo está caminando con dinero propio, estamos muy contentos de que está avanzando muy bien el mercado de deuda bursátil en virtud de que los inversionistas institucionales están analizando y comprando los valores que están emitiendo las sofomes”, señaló el directivo en entrevista.

Son tres intermediarios no financieros que fueron destacados por la calificadora Fitch Ratings por sus recientes colocaciones de deuda en dólares: Financiera Independencia, Crédito Real y Unifin.

“La habilidad de generar ingresos robustos de manera consistente a través de ciclos económicos continúa representando una de las fortalezas principales de Unifin y Crédito Real”, mencionó la calificadora.

En la búsqueda de diversificar e incrementar sus fondos en dólares, las sofomes se han enfrentado a los diversos riesgos como el tipo de moneda y el mercado internacional en sí.

A decir del presidente de la Asofom, ha sido un camino interesante salir a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la clave es que las empresas tengan un gobierno corporativo, que la banca esté con ellas y las apoye con proyectos.

Sin embargo, “lo importante es el día a día de la emisión. Hay una serie de tareas y reportes que hay que estar haciendo con el fin de darle seguridad al inversionista”, abundó.

Actualmente existen 28 intermediarios no bancarios que emiten deuda en la BMV, de los cuales 23 son sofomes. Se espera que a finales de año se lancen un par o tres empresas más.

“Hay varias empresas trabajando en el tema y ojalá logren salir, si no es en este año o en el 2018, pero seguro veremos a muchos más participantes de nuestro sector emitiendo deuda y ojalá algunos capital”, añadió.