Londres.- El sentimiento del inversionista privado hacia el oro físico cayó en diciembre a su nivel más bajo de 2013, pero se mantuvo en positivo a pesar de que el precio del oro terminó con su peor año contra el dólar desde 1981.

Mientras la economía global evoluciona de manera incierta, muchos inversionistas siguen comprando oro, aprovechando los niveles de precio más bajo y manteniendo protegidas sus carteras de los posibles riesgos del mercado , dijo Miguel Pérez Santalla, vicepresidente de BullionVault, según cita un boletín de esta compañía.

El Gold Investor Index, que mide la diferencia entre compradores y vendedores en el mercado de BullionVault, registró que la actividad de compra cayó de los 54.0 puntos de noviembre hasta los 52.9 puntos.

La lectura, la menor de todo el año, sigue estando por encima de los 50.0 puntos señalando que sigue habiendo más compradores que vendedores en el mercado online de Bullionvault.

El balance final de año muestra que BullionVault custodia oro valorado en 910 millones de euros repartido en cámaras de Londres, Nueva York, Singapur, Toronto y Zúrich. Eso supone una caída en valor del 28.5 % con respecto a 2012. Sin embargo, en peso, las reservas de oro de los más de 50.000 usuarios cayeron únicamente un 1.0% a 32.3 toneladas.

A pesar de mantenerse en positivo, el Gold Investor Index terminó 2013 con una lectura muy por debajo de los 58.3, nivel al que terminó en 2012. Sin embargo, de media, el índice de comportamiento mensual de compra de oro cayó en 2013 solo a 54.0 desde la media anual en 2012 de 55.0.

La media anual en 2011 fue de 59.5. El Gold Investor Index alcanzó ese año los 71.7 puntos cuando los precios alcanzaron máximos históricos en septiembre.

fondos@eleconomista.com.mx