La puerta para nuevas colocaciones accionarias a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no se ha cerrado este año a pesar de la volatilidad de los mercados financieros, afirmó José Oriol Bosch.

El director general de la BMV adelantó que hay en la lista de espera seis empresas: Sigma Alimentos, Grupo Alfa, IEnova, Javer, Cadu y Telesites, para realizar emisiones en el mercado de Valores.

También hará lo propio Fibra Shop, en el segmento de los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras).

En entrevista, luego de presidir el lanzamiento de Dólar Trac y Peso Trac de Quanta Shares, el también director general del MexDer estimó que en poco menos de dos meses que faltan para que termine el año podría haber cabida para dos o tres nuevas emisiones, ya sea con una oferta inicial o con un follow on, lo que permitiría cerrar el 2015 con un total de nueve o 10 operaciones en el mercado de capitales.

Recordó que hasta el momento suman seis las empresas que llevaron a cabo ofertas públicas este año, entre las que se incluye: Rassini, Vesta, Nemak, Elementia, Gicsa y Unifin.

Bienvenida la competencia

Oriol Bosch se refirió a la intención de inversionistas de crear una nueva Bolsa de Valores en México y comentó que la competencia es positiva, pero pidió que la cancha sea pareja para todos los participantes.

Mencionó que si bien aún no hay acercamiento con los inversionistas de Biva, por los datos con los que se cuenta, su finalidad será apoyar al desarrollo del mercado bursátil mexicano .

El directivo reconoció que sí hay espacio para otras bolsas; incluso, somos muy autocríticos y creemos que el mercado mexicano debería de ser más grande (...) y precisamente por eso trabajamos tanto del lado del emisor como del inversionista, para atraer a más empresas .

Oriol aclaró que a pesar de que algunas casas de Bolsa son accionistas de la BMV, hay otras que no lo son y podrían operar sin ningún problema con Biva.

El jueves pasado, la empresa Central de Corretajes (Cencor) anunció que buscará crear una nueva Bolsa que se denominaría Bolsa Institucional de Valores (Biva).

La intención es que empiece a operar en octubre del 2016 y tendrá una inversión de 300 millones de pesos.

Los interesados ya presentaron una solicitud ante la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), por lo que en caso de que se apruebe, la nueva Bolsa sería la segunda en operar en el país y tendrá como sector objetivo a las empresas grandes y medianas.

Al respecto, Cencor informó que, en caso de recibir la aprobación por parte de la Secretaría de Hacienda, Biva utilizaría la tecnología de operación del NASDAQ, denominada X–Stream.

También utilizará para la vigilancia del mercado la plataforma NASDAQ-SMARTS con el fin de incrementar la transparencia.

La alianza con NASDAQ será fundamental en el lanzamiento exitoso de Biva, así como para el impulso de liquidez e infraestructura que el mercado mexicano merece , dijo Fernando Pérez Saldívar, director del proyecto.

Insistió en que México tiene el potencial de convertirse en una de las 10 principales economías en el mundo.

Destacó que la iniciativa de una nueva Bolsa de Valores, en trámite de concesión, va en línea con la reforma financiera que se aprobó hace dos años.

El empresario manifestó que los beneficios de una nueva Bolsa de Valores incluyen: innovación tecnológica, continuidad en la operación del mercado, mayor liquidez, reducción de costos de transacción, alternativas de ejecución y atracción de nuevos emisores e inversionistas.

Conforme al modelo que se propuso, desde el primer día de operación de Biva, todos los valores se podrán operar en cualquiera de las dos bolsas, por lo que las emisoras actuales y las nuevas podrán escoger en cuál podrán tener su listado principal.

[email protected]