La Agencia Internacional de Energía dijo este jueves que su decisión de liberar parte de sus reservas estratégicas de petróleo respondía a una interrupción de suministros en los mercados y fue consensuada con varios países, incluido China.

El organismo dijo que la medida no era una respuesta a los altos precios actuales del petróleo y tampoco estaba influenciada por la crisis de deuda de Grecia ni por "participantes en los mercados financieros".

La AIE dijo este jueves que liberará 60 millones de barriles de petróleo de las reservas estratégicas de las naciones industrializadas en un intento por bajar los precios del crudo y apuntalar el crecimiento económico.

La medida fue anunciada semanas después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fracasara en aprobar una propuesta para incrementar su producción y de que Arabia Saudita dijo que incrementará su bombeo de forma unilateral.