La posición de las Administradoras de fondos para el retiro (Afores) en renta variable durante julio aumentó de manera marginal a 1%, o 9,839 millones de pesos a 987,257 millones de pesos, manteniendo una postura cautelosa pese a mejores desempeños en el mercado de capitales a nivel global, indicó un análisis de Banorte.

Así, en el séptimo mes del año estos inversionistas institucionales registraron 790,000 millones de pesos a inversión en renta variable internacional, y 197,000 millones de pesos en títulos nacionales. “La ponderación de las inversiones en acciones respecto al total de activos disminuyó 20 puntos base a tasa mensual a 22.5%. Las inversiones en renta variable nacional disminuyeron 1.7% mensual, mientras las correspondientes a renta variable internacional presentaron un alza de 1.7% respecto del mes previo”, indica el reporte.

Francisco Orozco, profesor del Tec de Monterrey explicó que es una constante en los inversionistas en los últimos años, a nivel general, tomar posiciones en empresas extranjeras, principalmente en aquellas listadas en Estados Unidos, debido al rendimiento que generan. Dijo que el sector tecnológico en dicho país es muy atractivo, lo que se suma a un efecto por tipo de cambio, “comparado con la cantidad de empresas que hay en la BMV y el tipo de proyectos e industrias que hay, la cultura bursátil de las empresas mexicanas es todavía muy poca comparada a la de otros países”, acotó.

La institución financiera destacó que julio fue un mes positivo para los mercados accionarios, impulsado por expectativas de avances en el terreno farmacéutico en el combate contra el COVID-19, y reportes trimestrales a nivel global que mostraron una leve recuperación tras las medidas de confinamiento por la crisis sanitaria.

Les atrae deuda del gobierno

En tanto, en deuda gubernamental mexicana, las Afores presentaron un incremento en sus inversiones, visto como porcentaje del total, pues se incrementó en 58 puntos base de 51.9% en junio a 52.5%, indica el reporte de Banorte. “Con este movimiento, el agregado se compara con máximos de mayo en 53.1% y se mantiene debajo del promedio de 12 meses en 53.3%, bajo un contexto donde el fuerte rally en meses previos para el mercado de renta fija local moderó su ritmo, aunque conservó buen desempeño a los extremos de la curva de rendimientos tanto nominal como real”, se lee en la nota para inversionistas.

claudia.tejeda@eleconomista.mx