El poderío de las compañías tecnológicas en los mercados y en los negocios ha alterado radicalmente la clasificación de las mayores empresas de Estados Unidos por valor en Bolsa.

La red social Facebook y el gigante de comercio electrónico Amazon han desplazado a las veteranas ExxonMobil y Berkshire Hathaway de la clasificación y, por tanto, han conseguido que los cinco primeros puestos del ranking estén ya en manos de compañías tecnológicas: Apple, Google, Microsoft, Facebook y Amazon.

Esta situación es absolutamente inédita y da continuidad a los profundos cambios que se han producido en los últimos meses y que, sobre todo, han estado protagonizados por el salto de Facebook y Amazon.

A esto se han unido los problemas que están experimentando grupos tradicionales como la petrolera ExxonMobil, a la que la fiscalía de Nueva York acaba de abrir una investigación por presuntas irregularidades contables. A Berkshire, por su parte, le está afectando su exposición a Wells Fargo, en la que controla 9.5 por ciento.

AT&T se consolida

Nueve de los 10 primeros puestos de la lista pertenecen ya al sector tecnológico y de telecomunicaciones, después de que la operadora AT&T arrebatara a Wells Fargo la décima posición hace apenas tres meses. El banco, se encuentra en el ojo del huracán por una investigación sobre la apertura de cuentas falsas durante años, lo que ha hecho que JPMorgan le haya superado en capitalización.

El protagonismo tecnológico se explica, según los analistas, por la capacidad de las empresas de captar talento y de introducirse en industrias tradicionales, así como por su abultada liquidez.

Estas características refuerzan el gancho del sector por parte de los inversores, en un momento en el que los principales índices bursátiles de Estados Unidos se sitúan en niveles récord. Facebook y Amazon son las grandes favoritas del mercado. La primera, que desplazó hace apenas un año a la cadena de supermercados Walmart de la clasificación de las 10 mayores, ha subido 35% en Bolsa en los últimos doce meses y ya vale cerca de 370,000 millones de dólares.

El impulso de Amazon es aún más acusado. La compañía que fundó Jeff Bezos en 1994 se ha revalorizado 44% en un año y, con una capitalización de más de 367,000 millones de dólares, rivaliza con Facebook por el cuarto puesto de la lista. El año pasado, ni siquiera figuraba entre los 10 primeros.