Guillermo Aranda, director ejecutivo de Atl Capital, elaboró por quinto año consecutivo las 10 sorpresas que podría dejar el 2020 en el ámbito económico y  bursátil en Europa.

En su lista se augura que el Ibex 35 volverá a ser uno de los peores índices del año, con una subida en torno a 10%, mientras que por primera vez en los últimos años, el mercado europeo tendrá un mejor comportamiento que el estadounidense.

Asimismo, prevé que la Fed baje las tasas de interés una o dos veces y destaca el excelente comportamiento que tendrán los mercados emergentes.

La caída del oro, más de 10%, y la reelección de Donald Trump se encuentran también entre las 10 sorpresas del año.

Según el analista, el Eurostoxx 50 ganará este año más de 10 por ciento. Después de un excelente comportamiento de las cotizaciones en el 2019, los beneficios empresariales continúan mejorando. La recuperación del sector manufacturero y la continuación de una política monetaria expansiva hacen que la Bolsa Europea tenga un buen comportamiento.

Por primera vez en los últimos años, la Bolsa europea tiene un mejor comportamiento que la Bolsa de Nueva York.

Wall Street marcará nuevos máximos a lo largo del año y la continua mejora de los beneficios empresariales será el principal apoyo.

La Reserva Federal bajará las tasas y el Banco Central Europeo no modificará las suyas en todo el año.

Renta fija, nueva opción

La renta fija emergente en divisa local junto con el high yield son los mejores activos de renta fija del año. La apreciación de las divisas emergentes frente al dólar y el apetito de los inversionistas por activos con rentabilidades atractivas en renta fija, ante la ausencia de unas rentabilidades positivas en activos más seguros, llevan a estos activos a tener un buen comportamiento.

Los mercados emergentes tienen un excelente comportamiento, subiendo el índice MSCI más del 15 por ciento. Las menores tensiones por el acuerdo comercial, una menor presión de la fortaleza del dólar y unas valoraciones atractivas en términos absolutos y relativos permiten este buen comportamiento.

El oro sufre una caída superior al 10 por ciento. La falta de políticas fiscales expansivas y la estabilidad de la inflación hacen que los inversionistas reduzcan su posición en el activo.

El sector de biotecnología es el mejor sector del índice mundial.

Los cambios demográficos y la mayor esperanza de vida incrementan la demanda de los productos y servicios de salud, y con ello, un mayor interés inversor.