Hoy vence el plazo para que los acreedores privados de la deuda de Grecia acepten el canje de deuda que permitirá la activación del segundo plan de rescate por 130,000 millones de euros.

La preocupación del mercado es que la oferta no logre el respaldo mínimo de 75% -de los 206,000 millones de euros sujetos a la reestructura- que ha fijado el país para realizar el canje. Hasta ayer, el monto comprometido rondaba 58 por ciento.

En principio, el canje de deuda es voluntario, pero Grecia se reserva el derecho a imponer la quita a quienes se resistan gracias a la introducción por ley de las llamadas cláusulas de acción colectiva.

Para que éstas se activen, dos tercios de los tenedores de deuda deben haber aceptado el canje y los efectos que esto pueda tener en el mercado de CDS (seguros contra impagos) es otra de las grandes preocupaciones del mercado.

La aplicación de estas cláusulas podría llevar a que se activaran los seguros CDS con un valor nacional neto estimado de 3,200 millones de dólares, mientras que el valor bruto de los instrumentos de cobertura asciende a más de 69,000 millones de dólares , agregó Invex.

Pero el cobro de estos instrumentos dependerá de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por su sigla en inglés) en última instancia, esto es, si considera este canje forzoso como un evento crediticio o no.

La ejecución de los CDS no sería el problema, fueron creados con ese propósito , lo que habría detrás del evento crediticio es forzar una acción que inicialmente era voluntaria , acotó Mario Correa, analista de macroeconomía y mercado de dinero de Scotiabank.

Lo anterior elevaría las dudas sobre la viabilidad de la deuda de otros países como Portugal, Italia e incluso España.

La situación es demasiado incierta por la poca información disponible, dijo Salvador Orozco, analista de mercado de deuda de Santander, al mencionar que los acreedores no son sólo grandes bancos, sociedades de inversión, fondos de ahorro para el retiro, sino también otro tipo de inversionistas.

Además, otro factor de incertidumbre es no conocer quién asumiría el pago de los CDS y si se cuenta con los recursos para hacerlo, aunque según Julian Jessop, analista de Capital Economics, sería una situación manejable, al menos en comparación con el colapso de Lehman Brothers en el 2008.

BOLSAS: TÍMIDO AVANCE

La suma de más acreedores al pacto griego y un buen reporte de empleo privado en Estados Unidos impulsaron los mercados alrededor del mundo.

Tras su peor sesión en el 2012 vino un ligero rebote para las bolsas, con el Dow Jones 0.61% arriba; el S&P 0.69%, y el Nasdaq 0.87%; mientras que en Europa el Stoxx 600 cerró con un alza de 0.6 por ciento.

En México, el IPC subió 0.16% a 37,548.54 puntos, mientras que el peso se apreció, por primera vez en las últimas tres sesiones, en 0.62% a 12.9202 unidades por dólar.

Del canje final que haga Grecia de su deuda dependerá en gran medida el desempeño de los mercados globales para las siguientes semanas , cuyo monto se conocerá hasta el viernes, junto con el reporte de empleo estadounidense, destacó Jaime Ascencio, de Actinver Casa de Bolsa en una nota.

BANCOS CENTRALES

TASAS BAJAS POR MÁS TIEMPO

El Banco Central Europeo (BCE) celebra hoy su reunión de política monetaria, de la cual se espera poco. El consenso prevé que no habrá cambios en la tasa de interés de referencia actualmente en 1%, mientras que será la primera reunión luego de las masivas inyecciones de liquidez y, en este sentido, no se anticipa ningún anuncio adicional.

Por lo pronto, consideramos que el BCE mantendrá una actitud de esperar y ver si es que en efecto la liquidez provista a los bancos se traduce en condiciones de crédito más favorables para la zona euro , informó Banorte-Ixe en una nota al respecto.

Mientras que el BCE no inyectará más dinero, la Reserva Federal (Fed) estadounidense buscará mantenerse en la misma línea, aunque esto no implica que deje de actuar.

De acuerdo con un reporte filtrado por The Wall Street Journal, la Fed analiza realizar compras esterilizadas de bonos para mantener las tasas bajas sin drenar dinero al sistema financiero.

(Con información de CincoDías)