Aunque la segunda semana del año finalizó con un balance positivo para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el consenso en las previsiones es que 2014 será de recuperación, ésta podría tardar aún unos meses en ser más evidente.

Los especialistas advierten de un inicio de año lento, ante la implementación de la Reforma Fiscal en México y los retos que habrá que vencer, mientras aterriza el resto de reformas estructurales para el país.

Si bien prevemos una primera mitad del año complicada sobre todo ante la implementación de la Reforma Fiscal, aquellas emisoras relacionadas con los sectores de infraestructura, financiero e industrial podrían mostrar un mejor desempeño al resto. De cualquier forma, seguimos pensando que el mayor apetito por las acciones mexicanas no se dará sino hasta la segunda mitad del año , dicen los analistas de Banorte.

Los factores que apoyarán esta recuperación son: un crecimiento económico (PIB) de al menos 3.5%, un incremento en el gasto gubernamental y las reformas estructurales recientemente aprobadas, las cuales deberán verse reflejadas en una mayor inversión e incentivar el consumo, lo que ayudaría a mejorar los resultados financieros de las empresas y a que las valuaciones se vieran más atractivas.

Los resultados de algunas empresas tendrán un mejor desempeño favorecidos por la base tan baja que tuvieron durante el 2013, mientras que en otros casos, los crecimientos serán importantes por las adquisiciones, pero en general se espera un mejor año por el desempeño de la economía tanto interna como externa.

Cabe señalar que varias empresas mexicanas tienen operaciones en el exterior y un mejor entorno de crecimiento económico mundial impulsará sus ingresos.

No obstante, en el corto plazo se prevé cierta inestabilidad en la percepción de los inversionistas ante algunos datos definitivos que faltan por publicarse sobre el 2013 tanto de la actividad local como internacional. A esto se sumará los balances financieros empresariales correspondientes al cuarto trimestre (entre finales de enero y febrero), que podrían servir para evaluar el desempeño que tuvo la economía en los últimos meses del año, pero sobretodo con la atención puesta en las expectativas para el año actual. Mientras tanto, la Bolsa de México podría mostrar un desempeño similar al de sus pares internacionales.

Contrarrestando esta incertidumbre, un hecho que podría ayudar a los merados emergentes, entre ellos al de México, es que después del dato de la nómina no agrícola de los Estados Unidos, que resultó muy por debajo de lo esperado, con una tasa de participación de la fuerza laboral también menor, se han reducido las probabilidades de que la Fed acelere la disminución en la compra de activos.

Los analistas de Banorte consideran que esto podría atenuar, en cierta medida, la salida de flujos de países emergentes que se observó sobretodo en el último trimestre del año.

De acuerdo a cifras de EPFR Global durante los últimos tres meses de 2013 salieron 9.631 millones de dólares de las bolsas de países emergentes, de los cuales el 52% provino de Latinoamérica, y en particular, el 14.7% o 1,414 millones de México.

Actualmente el promedio de las predicciones de los analistas para el cierre de la Bolsa de México este año se ubica en 48,250 puntos, que comparados con el cierre del pasado viernes implican una ganancia potencial de 13.64%

En términos técnicos el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) generó un ajuste al encontrar resistencia en la zona de los 43,100 puntos a finales del año pasado; sin embargo, recientemente reconoció el móvil simple de 200 días como soporte fuerte y actualmente se ubica en los 41,220 enteros.

Ahora la zona de soporte intermedio a validar está en los 41,900. Por su parte, el objetivo clave a superar para continuar con la tendencia positiva son los 43.100. Los principales indicadores técnicos modificaron su lectura al alza.

Tras el alza mostrada el viernes pasado (+2.10%), este lunes el IPC podría registrar una toma de utilidades.

Esta semana en el mercado local destaca la publicación de la Tasa de Desempleo, las Ventas de la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales (ANTAD) y el dato sobre Reservas Internacionales.

fondos@eleconomista.com.mx