La mezcla mexicana terminó la sesión del miércoles con una ganancia de 3.00% y cerró en 38.48 dólares por barril, registrando su mejor ganancia en lo que va de este año, subiendo en línea con los precios del WTI y el Brent.

Pese a la alza el precio de la mezcla se mantuvo cerca de los mínimos de seis años.

El precio de la mezcla mexicana ha caído 58.51% desde septiembre, en línea con los precios del WTI y el Brent y están llevando el caos a las economías que dependen de las exportaciones de materias primas. El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, pidió el miércoles un recorte del 10 por ciento en todos los gastos, excepto en defensa.

El martes por la tarde, el Banco Mundial recortó su panorama de crecimiento global para 2015 y 2016, reforzando los temores a un lento crecimiento en la demanda energética.

Europa transita por terreno movedizo mientras crecen las especulaciones de que el Banco Central Europeo podría reforzar sus programas de estímulos monetarios.

El economista jefe del Banco Mundial, Kaushik Basu, afirmó que "la economía mundial marcha con un solo motor (...) el estadounidense". "Esto no pinta un panorama mundial color de rosa", agregó.

con información de Reuters

frm