Sin lugar a dudas, una de las características de esta administración es haber iniciado con una fuerte intención de estimular un mayor progreso a través de cambios estructurales.

El Pacto por México se une a los puntos de gobierno que estableció Enrique Peña Nieto desde su toma de protesta como Presidente de la República y busca, a través del consenso, avanzar de manera rápida en el proceso de transformación del país.

El último Presidente que tuvo la visión y la habilidad para iniciar su administración con este empuje fue Carlos Salinas de Gortari, que dio inicio a una profunda etapa de cambio que partió con enfrentar una profunda crisis económica y culminó, desde el punto de vista económico, en un marco de mayor certidumbre, crecimiento y estabilidad macroeconómica.

Dejando de lado la crisis que se presentó a finales de diciembre de 1994, hay que reconocer que las bases de un marco macroeconómico se sentaron en esa época. Hace 24 años, el 1 de diciembre de 1988, se presentó el cambio de administración y se tomó la determinación de sostener la meta de abatir el alza de los precios además de tomar medidas encaminadas a lograr un mayor crecimiento de la economía.

Para alcanzar este doble propósito, se estableció el programa llamado Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento Económico, mismo que se renovó en julio y diciembre de 1989. Los resultados de éste fueron muy alentadores: la inflación, principal flagelo en ese tiempo, fue de 19.7%, 32 puntos porcentuales menos que en 1988.

Una buena parte de este resultado se logró gracias a una política cambiaria caracterizada por un deslizamiento de un peso diario a lo largo del año en el tipo de cambio controlado, lo que significó una depreciación de 16 por ciento.

En este año, la economía registró una expansión interesante de 2.9 por ciento. De esta forma, por primera vez, desde 1985, el crecimiento de la producción superó al de la población, lo que significó una mejoría en la renta per cápita y una mayor capacidad de consumo.

Al igual que en 1988, se logró un saneamiento importante de las finanzas públicas. En 1989, se logró un superávit primario económico que pasó de 6.4% del PIB en 1988, a 8.3% en 1989, esta cifra representó el superávit más alto que se había registrado en la historia financiera del país.

El mejoramiento de las finanzas públicas fue resultado de un alza de 13.2% de los ingresos tributarios reales del gobierno federal, que a su vez derivaron, principalmente, de la ampliación de la base gravable, las tasas marginales máximas del Impuesto Sobre la Renta (ISR), tanto para empresas, como para personas físicas, se redujeron de 39.7 a 37% y de 50 a 40%, respectivamente.

Gracias al reforzamiento de la fiscalización y la aplicación de un esfuerzo importante de simplificación administrativa, la recaudación del ISR pasó a representar 5.1% del PIB en 1988 a 5.5% en 1989.

Lo sucedido en 1989 respecto del saneamiento de las finanzas públicas es un claro ejemplo de que la disminución de las tasas impositivas, sobre todo en los impuestos directos, puede tener un impacto importante en el ingreso disponible y, por lo tanto, en el consumo.

Así, ante una mayor posibilidad y disposición de los agentes económicos a ejercer un mayor gasto, la economía se puede dirigir hacia mejores niveles de desempeño, sin que el recorte de impuestos se vea reflejado en el sacrificio de ingresos fiscales.

De la historia de los cambios que el país ha registrado en las últimas décadas se pueden sacar dos conclusiones importantes: la primera es que cuando los mexicanos nos ponemos de acuerdo, se pueden lograr cosas importantes, y la segunda tiene que ver con el hecho de que el objetivo de finanzas públicas equilibradas (déficit cero), propuesto por la actual administración, es alcanzable sin la necesidad de aumentar impuestos

Ojalá esta plataforma de estabilidad macroeconómica que se forjó hace ya varios años nos permita catapultarnos a otros niveles de crecimiento y prosperidad, éste es el gran reto que hoy tenemos.?

*Manuel Guzmán M. es Director Ejecutivo de Administración de Portafolios y Análisis y Estrategia Económica de Grupo Financiero Ve Por Más.