El próximo 9 de febrero, Cementos Mexicanos (Cemex) reportará sus resultados financieros del cuarto trimestre del 2016, para el cual analistas esperan una ligera contracción en ventas de 0.2 y en el flujo operativo (Ebitda) de 0.7%, respecto de igual trimestre del 2015.

El menor ritmo de crecimiento durante este trimestre se explica parcialmente por la fuerte depreciación de las monedas de los mercados locales donde participa la empresa ante el dólar , explicaron analistas de Actinver Casa de Bolsa en un documento.

Acotaron que la cementera mexicana no se vería afectada negativamente por las renegociaciones o cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que todos sus productos se fabrican en Estados Unidos y no realiza exportaciones de México hacia aquel país.

Respecto de sus resultados del cuarto trimestre del año pasado frente a los mismos del 2015, para los mercados de Estados Unidos y México estimaron que el crecimiento proyectado compensará las caídas en los indicadores financieros esperados para sus negocios de Sudamérica, en donde tiene operaciones en países como Argentina, Colombia y Costa Rica.

Las ventas en México se espera crezcan 4%, impulsadas por el alza estimada de 6% en el volumen de cemento, que se ha beneficiado de la actividad en los sectores residencial y comercial. El EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) aumentaría 6 por ciento.

Para el mercado de Estados Unidos, el crecimientos de los ingresos se ubicaría en 2% y el flujo operativo cerraría dicho trimestre con un avance de 5 por ciento.

Mientras que las operaciones para Sudamérica resultarían con caídas de 8% en ingresos y de 10% en EBITDA, impactadas por menores inversiones en el sector de la infraestructura de la región, principalmente las registradas en Colombia, aunque para el 2017 se proyecta una recuperación.

Deuda, en la mira

Los analistas de Actinver expusieron que la deuda de Cemex, que hasta el cierre de septiembre del 2016 ascendió a 13,523 millones de dólares, será uno de los principales indicadores que mantendrá alerta al mercado.

Es importante notar que el perfil de vencimientos es cómodo 97% de la deuda es de largo plazo, con vencimientos en el 2017 de 438 millones de dólares y de 1,900 millones de dólares en el 2018 ; la generación de EBITDA en dólares cubre el servicio de la deuda y la empresa estará recibiendo en el corto plazo recursos por 1,500 millones de pesos por la venta de activos , puntualizaron.

Para este año, la empresa seguirá enfocada a recuperar su grado de inversión que perdió en el 2009, debido a su gran nivel de deuda en dólares e incluso su meta es reducirla de 3,000 a 3,500 millones de dólares.

En el 2016, logró avances importantes a pesar de las desafiantes condiciones de mercado, esto al cumplir con su objetivo de disminuir de 2,000 a 2,500 millones de dólares su deuda, citó Fernando González, director general de Cemex en su cuenta de Twitter.

judith.santiago@eleconomista.mx