La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) quiere lanzar un bono verde con la finalidad de poder financiar proyectos como las eco casas, puentes o infraestructura sustentable.

“Incorporarnos el consejo consultivo de finanzas climáticas que coordina la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con la plataforma MÉXICO2, que nos da una idea de lo que tenemos que hacer hacia adelante y entender que en el banco tenemos un pasivo muy bueno y sano de financiamientos blandos con visión de largo plazo”, explicó Ernesto Infante, subdirector de Asuntos Multilaterales y Sustentabilidad en SHF.

Añadió que parte de pensar en este tipo de financiamiento es no tener que depender de la deuda externa.

Debido a que es un proyecto de largo plazo, el ejecutivo estimó el lanzamiento de la deuda verde rumbo al 2020 o a finales del próximo año, ya que además debe contar con certificación por parte de las calificadoras de riesgo.

“Sin duda habrá que hacerlo con una buena calificadora para que permita tener un mejor spread al salir a mercado” expresó. 

Pese a que este tipo de bonos sustentables aún resultan muy verdes en el mercado, Infante dijo que ésta es una importante iniciativa por el lado de los negocios ya que son muy conservadores. “Son más adversos a ciertos riesgos que siguen teniendo a los bonos verdes todavía, afortunadamente México es muy dinámico en bonos verdes y creo que lo hace de manera muy ordenada y estricta en sus criterios y taxonomías” indicó.

Proyectos

Uno de los principales sectores en los que se invertiría el bono es ene l de vivienda, con el equipamiento para desarrollos habitacionales con enfoque sostenible; además de la urbanización y financiamiento de infraestructura.

Los principales retos de la SHF, específicamente en la parte sustentable, es la preparación e incentivos a quienes desarrollan vivienda en México. Además de bancarizar y enverdecer a los bancos y la regulación que aunque se tiene, muchas veces no se cumple.