La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por su sigla en inglés), encargado de la política monetaria, cambió en 25 puntos base su tasa de interés y la ubicó en un rango de 0.25 hasta 0.50%, después de dejarla sin cambios desde que estalló la crisis en el 2008.

Desde el 2007, la Fed comenzó un rally a la baja de su tasa hasta llegar al nivel de 0.25% en diciembre de 2008, la cual había dejado sin cambios.

NOTICIA: Reserva Federal, desde 2008 sin mover tasa de interés

Es la primera vez desde junio de 2006 que la Fed aumenta la "tasa de fondos federales", que influye en las tasas bancarias en el país y tiene impacto en los mercados financieros internacionales.

Desde finales de 2008, cuando estalló la crisis financiera, la Fed ha tomado medidas de flexibilización monetaria sin precedentes al mantener las tasas de interés entre 0 y 0.25% para estimular la recuperación.

NOTICIA: Fed necesita más datos para revisar alza en tasas

Según operadores había una probabilidad de un incremento del 81% de la alza de tasas de interés y los inversionistas están preocupados sobre el ritmo de futuros aumentos.

Está previsto que la Fed aplique cambios graduales en su tasa de interés una vez que comiencen los cambios, según un sondeo de Reuters, y eso ayudaría a relajar los mercados, que han registrado fuertes fluctuaciones por la caída en los precios del petróleo y la caída del yuan chino.

Septiembre, desaire económico

En la reunión de septiembre, la Fed argumentó que la volatilidad en los mercados asiáticos y la incertidumbre del crecimiento económico de China afectaron su decisión por lo que mantuvieron sin cambios su tasa de interés.

NOTICIA: Se frena la emisión de deuda

"No las aumentarán más de 0.25% a fin de no sorprender a los mercados que ya han integrado una alza de ese orden", aseguró el economista Stephen Oliner, del American Enterprise Institute. Esto llevaría a un aumento de la tasa interbancaria de 0.25% a 0.50 por ciento.

Las variables que observa la Fed

Actualmente, la tasa de desempleo de Estados Unidos se encuentra en torno al 5%, la más baja en siete años. Aunque el mercado laboral tiene zonas grises con empleos de tiempo parcial.

La inflación permanece prácticamente estancada, por los bajos precios del petróleo. El martes, con la publicación del índice de precios al consumo, sin considerar energía y alimentos, mostró un aumento a 2% anual, su mayor nivel desde mayo de 2014.

Con información de Reuters

frm?