La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este miércoles con una ganancia de 1.01%, en línea con Wall Street, después de datos económicos a nivel global y de las minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

A la mitad de la primera semana de 2017, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 46,587.74 unidades con un incremento de 464.38 puntos respecto al nivel previo, con lo que acumuló tres jornadas consecutivas de aumentos.

Al cierre de la sesión accionaria, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 332.4 millones de títulos, por un importe económico de 10,653.8 millones de pesos; 58 emisoras ganaron, 54 perdieron y seis se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron al avance del IPC fueron: América Móvil que subió 1.48%, así como Cemex que avanzó 2.78% y Televisa con un incremento de 3.89 por ciento.

En Wall Street, los índices terminaron con incrementos, de los cuales el promedio industrial Dow Jones subió 0.30%, el Nasdaq lo hizo en 0.88% y el Standard and Poor's 500 avanzó 0.57 por ciento.

Los mercados accionarios tuvieron una jornada positiva después de reportes de manufacturas y servicios en Japón y Europa y de las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, donde destacaron preocupaciones sobre el crecimiento y la inflación, lo que podría generar incrementos en la tasa de referencia de manera más acelerada.

En línea con los mercados de capitales, los precios del petróleo tuvieron ganancias con el West Texas Intermediate (WTI) en un nivel de 53.13 dólares por barril, que significó un incremento de 1.53%, mientras que el Brent subió 1.51% a 56.31 dólares por barril.

En el mercado cambiario, durante la sesión el tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico de 21.6220 pesos por dólar, para cerrar con una depreciación de 1.94% o 40.9 centavos, y cotizar en 21.52 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.