La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvo el martes una pronunciada caída y quebró pisos técnicos clave, golpeada por la expectativa negativa de inversionistas sobre el desempeño de los mercados emergentes, así como por un dato débil de la confianza del consumidor estadounidense.

Preocupaciones sobre la economía china y la crisis política en Ucrania y Turquía mermaron el interés por acciones de economías emergentes, un grupo en el que México es incluido, a pesar de su mayor relación con el desempeño de Estados Unidos.

El principal indicador de la Bolsa mexicana, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) retrocedió 1.93% ubicándose en 39,023.65 unidades, lo cual es su peor caída desde el 4 de febrero, debido a flujos de salida de inversionistas, como ocurrió en otras plazas como Brasil y Colombia.

La baja del indicador se aceleró tras la ruptura del soporte, ubicado en 39,500 puntos, precipitándose hasta 2.28% a 38,883.46 unidades, su más bajo nivel intradía desde el 27 de junio.

Lo anterior se reflejó en las acciones de la embotelladora Coca-Cola FEMSA, que cayeron 3.59% a 113.68 pesos, seguidas por las del banco Banorte, con 2.83% menos a 85.22 pesos.

También destacó el volátil desempeño de los títulos de la firma de telecomunicaciones América Móvil, que perdieron 0.68% a 13.07 pesos, tras confirmarse que la empresa avanza junto al gobierno de Austria, hacia una alianza para hacer una oferta de compra por Telekom Austria.

EN LÍNEA

La BMV finalizó en línea con los índices de Wall Street, de los cuales el promedio industrial Dow Jones perdió 0.17%, el tecnológico Nasdaq descendió 0.13% y el Standard & Poor’s 500 retrocedió 0.13 por ciento.

Al cierre de la jornada accionaria, en la Bolsa mexicana se operó un volumen de 337.1 millones de títulos, por un importe de 10, 707.6 millones de pesos; 20 emisoras ganaron, 70 perdieron y nueve se mantuvieron sin cambio.

De las 35 emisoras que componen el IPC, sólo cuatro terminaron a la alza: Genomma Lab (2.23%), Bolsa (1.12%), GAP (0.71%) y Chedraui (0.30%).

CAUTELA

A pesar de que a nivel global las perspectivas económicas continúan siendo positivas, ciertos datos económicos reflejan un escenario poco favorable.

Esto llevó a los inversionistas a mostrar cautela, generando resultados mixtos en los mercados internacionales, de acuerdo con la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

Agregó que los mercados de capitales de algunas economías emergentes se vieron seriamente afectados por situaciones particulares, tal es el caso de Turquía, cuya inestabilidad política derivó en una caída en la Bolsa de Estambul de 3.21 por ciento.

Este martes, se publicó en Estados Unidos el reporte de confianza del consumidor, el cual tuvo un resultado por debajo de lo previsto, al igual que el dato de manufacturas de Richmond.

En el mercado cambiario, el peso cerró el día situado cerca de 13.23 pesos por dólar, con una ganancia de 0.21% durante la sesión, apoyado por la caída de la confianza del consumidor de Estados Unidos, lo que llevó al dólar a perder terreno también frente a algunos de sus principales cruces, añadió Banco Base. (Con información de Reuters y Notimex)

Infografia

Infografia