Pocas veces, la Bolsa Mexicana de Valores ha iniciado un año con pérdidas como las de este 2014. El último caso más o menos similar ocurrió en 2008, cuando estalló la gran crisis económica mundial encabezada por los Estados Unidos. Sin embargo, las condiciones actuales son diferentes a las de entonces, porque la economía mundial está en proceso de recuperación. Posiblemente en esta ocasión esté influyendo el recorte de estímulos monetarios de 10,000 millones de dólares por parte de la Reserva Federal a partir de este mes de enero, aunque en el caso de México también está afectando la aplicación de impuestos en diversos sectores, pero en particular a las ganancias de capital y a los dividendos.

La reducción en el volumen negociado y la caída de los precios de las acciones mexicanas, demuestra la falta de demanda por parte de los inversionistas. Sin embargo, y aunque en algunos casos el castigo haya sido exagerado, aun continúa la caída, como ha sucedido con las acciones de Grupo Aeroportuario del Sureste y Grupo Aeroportuario del Pacífico, cuyas pérdidas superan el 9% en este año, mientras que el IPC ha perdido 2.81 por ciento.

Esta situación no se corresponde con las expectativas del despegue de la economía mexicana, donde el consenso estima un crecimiento entre 3.5% y 4 por ciento. Aunque el recorte de los estímulos monetarios en los Estados Unidos repercute en la menor demanda de acciones, no es la causa principal la caída del mercado accionario mexicano, el cual empieza a mostrar niveles de sobreventa, tanto en los índices como en algunas acciones, y debería empezar a frenar la caída para evitar una pérdida de confianza en el mercado que desembocaría en pérdidas aún más abultadas.

Análisis Técnico

Durante la segunda jornada del año, el IPC registró una caída hasta mínimos intradía de 41,842 puntos, con la que perforó el promedio móvil de un mes ubicado alrededor de los 42,220 puntos, y cambiando la tendencia ascendente que mantenía desde mediados de noviembre. De esta forma, el Índice de Precios y Cotizaciones ha dejado expuesto el siguiente soporte que se encuentra entre 41,350 y 41,450 puntos, aunque el ajuste se deba principalmente al poco volumen de acciones negociadas.

fondos@eleconomista.com.mx