Pese a la volatilidad con la que los mercados financieros han iniciado el 2016 y las pronunciadas pérdidas accionarias registradas alrededor del mundo, analistas anticipan que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) puede llegar a 47,000 puntos, al cierre de este año.

De cumplirse el pronóstico, el dato significaría un rendimiento de 9% anual, por lo que se puede convertir en una de las mejores inversiones.

Durante el 2015, la BMV perdió 0.39%, ya que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) concluyó en 42,977.50 puntos y, en el 2014, la ganancia nominal fue apenas de 0.98 por ciento.

Por ello, de alcanzar el nivel estimado en este año, la renta variable en México llegaría a su mejor rendimiento en cuatro años, tan sólo superado por el aumento de 17.88% observado en todo el 2012.

La volatilidad va a continuar hasta que los mercados asimilen una desaceleración mundial, pero consideramos que la BMV puede cerrar el 2016 en un nivel cercano a las 47,800 unidades, pero sujeto a revisión.

Con las fuertes bajas se presentan compras de oportunidad y si bien hay debilidad, hay cifras positivas de crecimiento; para México estimamos un repunte cercano a 2.6%; además, todavía se esperan incentivos monetarios en Europa y Japón, que podrían alentar a los mercados , explicó Fernando Bolaños, gerente de Análisis de Monex.

El dato esperado para este año implicaría que el principal indicador del mercado toque un nuevo máximo histórico y las ganancias en Bolsa serían superiores a los rendimientos en divisas como el dólar y, pese al esperado incremento en tasas de interés de referencia, lograr un mejor atractivo que el mercado de dinero, además de superar las pérdidas que podrían observar el petróleo, el oro y otros commodities.

Consideramos que la BMV va a concluir el año en 47,000 puntos, sustentada en un mejor comportamiento del mercado interno que viene empujando desde el año anterior, así como un buen desempeño del sector externo , comentó por su parte Ernesto O’Farril, de la firma Bursamétrica.

Los especialistas anticipan que si bien habrá fortaleza del dólar, no será de una magnitud tan severa como en el 2015, por lo que habrá mayor estabilidad cambiaria, con ello mayor aversión al riesgo y un atractivo para invertir en la Bolsa Mexicana de Valores.

No todo es optimismo

Para Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics para América Latina, el mercado de renta variable será de los más vulnerables a la volatilidad por los choques externos, este 2016.

El mercado accionario se ha visto vulnerable ante los últimos acontecimientos de la desaceleración en China, que es capaz de poner a temblar a las bolsas en todo el mundo con un movimiento en su moneda.

Ello, aunado a la caída de los precios del petróleo y los conflictos geopolíticos se suman a la incertidumbre internacional, por lo que el 2016 puede ser nuevamente un año de pérdidas accionarias, ya que este es el inicio de un periodo de desaceleración de las economías lideradas por el gigante asiático, Europa y Japón, que impactarán a las economías emergentes y con ello a los mercados , explicó.

Derivado de la volatilidad y el nerviosismo mundial en la jornada del pasado jueves, el IPC cayó a un nivel del 41,352 puntos. A pesar del mal inicio del año para el mercado accionario, dicho nivel es todavía superior en 0.90% respecto del que se tenía en la misma fecha del año pasado.

En cuanto al tipo de cambio, la aversión al riesgo generó una mayor fortaleza del dólar, lo que de acuerdo con algunos analistas representará oportunidades de inversión por lo baratas que pueden estar las empresas mexicanas en pesos.

NYSE rebota ayudado por firmas petroleras

Un repunte del golpeado sector energético lideró el jueves la recuperación de las acciones en Wall Street, mientras que los valores financieros subieron tras resultados trimestrales optimistas de JPMorgan Chase & Co.

El Dow Jones ganó 1.41%, y cerró en 16,379.05 unidades, mientras que el S&P 500 subió 1.67% y terminó en 1,921.84. El NASDAQ Composite ganó 1.97% y terminó en 4,615.00 unidades.

Las acciones de Exxon y Chevron ganaron 4.6 y 5.1%, respectivamente, y apuntalaron las subidas del Promedio Industrial Dow Jones y del S&P 500. Los precios del petróleo estadounidense y del Brent cerraron con un alza de más de 2 por ciento.

En el plano corporativo, las acciones de JPMorgan subieron 1.49%, a 58,20 dólares, por resultados trimestrales mejores a lo esperado. Las acciones de Citigroup, Wells Fargo, Morgan Stanley y Bank of America también avanzaron.

En línea con el rebote del crudo, una exportación clave del país, la Bolsa local avanzó impulsada también por emisoras líderes, tras operar de forma errática al inicio de la jornada.

El índice principal de la plaza bursátil, el IPC, ganó 0.84% para cerrar en 41,352.75 puntos, con un volumen operado de 162.04 millones de títulos.

Los papeles de la minorista y embotelladora FEMSA encabezaron el avance de la plaza, con 2.27% más, a 157.06 pesos, seguidos por los de la gigante de telecomunicaciones América Móvil, que ganaron 2.54%, a 11.72 pesos.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años subió un punto base, a 6.16%, mientras que la tasa a 20 años avanzó cuatro puntos, a 6.77 por ciento. (Con información de Redacción)

[email protected]