Los mercados financieros de la región terminaron el viernes con pérdidas, generadas por la reducción de la liquidez global ante el recorte de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal (Fed), incluyendo a Wall Street donde los índices bursátiles se siguen ajustando a la baja afectados también por algunos datos económicos que aparentemente no justifican el recorte de estímulos.

En México los mercados financieros estuvieron cerrados el lunes en anticipación a la celebración de la Constitución del 5 de febrero; sin embargo, el Índice de Precios y Cotizaciones mantiene la tendencia descendente aunque la caída del viernes fue solo un -0.31%, debido a las pérdidas de emisoras como Sanmex B que perdió 9.40% tras la publicación de sus resultados del cuarto trimestre o Gfnorte O.

Los fuertes niveles de sobre venta que ya presentan estas y otras acciones mexicanas deja posibilidades de que el IPC pueda frenar su tendencia descendente en el soporte ubicado alrededor de 41,450 puntos. Sin embargo, la presión que hay sobre los países emergentes donde mantienen operaciones algunas empresas mexicanas también genera incertidumbre, a pesar de la baja participación que tienen en países como Argentina.

Análisis Técnico del IPC

Sigue la volatilidad en la Bolsa de México, y después de dos días de gananciasel viernes cerró operaciones el Índice de Precios y Cotizaciones en 40,879 puntos, dentro del rango de operación que se espera se mantenga entre 40,432 y 41,500 puntos. Sin embargo, vemos más posibilidades de alza por el nivel de sobre venta que presenta el RSI en 35.2 puntos, además el volumen de acciones negociadas se mantiene alto lo que muestra demanda.

*MetAnálisis

fondos@eleconomista.com.mx