Kimberly-Clark de México registró una utilidad neta de 938 millones de pesos, frente a los 1,196 millones de pesos del mismo periodo del año pasado.

El beneficio se vio impactado negativamente "por el efecto de pérdidas cambiarias ocasionadas por la repentina, fuerte y desordenada depreciación del peso ocurrida en el trimestre", dijo la empresa en su reporte a la bolsa mexicana.

La moneda mexicana se depreció más de un 11% el año pasado, en medio de la crisis de deuda de la zona euro que golpeó los mercados de todo el mundo.

La compañía dijo que sus ventas subieron un 4% en el trimestre, a 7,132 millones de pesos, mientras que sus utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) se elevaron 9% a 2,089 millones de pesos. Su beneficio operativo cayó un 12% a 6,867 millones de pesos.