La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson elevó este martes sus proyecciones de ganancias anuales por segunda vez en 2020, un día después de informar sobre la suspensión temporal de los ensayos clínicos a su vacuna experimental contra Covid-19, luego de que uno de los participantes desarrolló una enfermedad sin explicación

A pesar del anuncio, las acciones de la compañía caían en Wall Street debido a la temores de los inversionistas por el futuro de la vacuna en desarrollo. El directos financiero, Joseph Wolk, aseguró que no estaba claro cuánto duraría la suspensión de los ensayos, que fue ordenada luego de la enfermedad inexplicable de uno de los voluntarios.

 

"Podrían ser tan breve como unos cuantos días pero es difícil predecirlo hasta que tengamos la información que necesitamos", afirmó el directivo a la cadena CNBC. La información añade que Johnson & Johnson dispondrá un panel de seguridad y datos independiente para revisar todos los protocolos y las circunstancias de la enfermedad.

La también fabricante de equipos médicos, es la primera farmacéutica estadounidense en reportar sus resultados del tercer trimestre, en cifras que podrían establecer una atmósfera para sus rivales del sector. Sus ventas subieron a 21,080 millones de dólares, desde 20,730 millones, por el avance de su unidad principal: la farmacéutica.

La facturación del fármaco contra cáncer Darzalex subió 43.7% a 1,100 millones de dólares. Las ventas de Imbruvica, por partes iguales de J&J y AbbVie Inc, además de los ingresos del medicamento contra la enfermedad de Crohn, Stelara, crecieron a doble dígito, con registros de 1,030 millones y 1,950 millones de dólares, respectivamente.

Las ventas de la unidad de dispositivos médicos cayeron 3.6% a 6,150 millones de dólares, porque los pacientes en hospitales postergan cirugías no son urgentes para evitar contagios de Covid-19. J&J espera una ganancia ajustada en 2020 de 7.95 dólares a 8.05 dólares por acción, contra el rango previo de 7.75 dólares a 7.95 dólares.