La operadora de fondos Mercuria, liderada por dos ex directivos de Goldman Sachs, surgió como el principal candidato para comprar la unidad de comercialización de materias primas de JPMorgantreet.

JPMorgan decidió vender su negocio de materias primas el año pasado ante el creciente escrutinio de los reguladores y presiones políticas sobre los bancos para que se enfoquen en su negocio central de préstamos en lugar de especular con los productos básicos.

En las últimas semanas, Mercuria estuvo compitiendo con el banco australiano Macquarie Group y la administradora de capital privado Blackstone Group LP para comprar la unidad de JPMorgan, dijeron fuentes.

El acuerdo podría tomar unos meses, y de alcanzarse, el pacto ubicaría a Mercuria entre las principales operadoras junto a Glencore Xstrata, Vitol y Trafigura.

Las poco reguladas operadoras privadas son las que más se han beneficiado de la masiva salida de los bancos de la comercialización de materias primas en los últimos dos años.

Compañías como Glencore y la rusa Rosneft contrataron equipos completos de operadores de bancos como Morgan Stanley, pero Mercuria podría convertirse en la primera comercializadora en absorber una división entera de un banco.

Mercuria fue fundada por Marco Dunand y Daniel Jaeggi, que trabajaron como ejecutivos de Goldman Sachs y luego en Sempra, comprada a su vez por JPMOrgan.

En menos de una década, Dunand y Jaeggi han logrado que Mercuria pase de ser una comercializadora relativamente pequeña a una de las operadoras de petróleo más grandes del mundo con ingresos anuales de alrededor de 100,000 millones de dólares y 700 operadores en todo el mundo.