La asesora de JPMorgan, Colleen O’Callaghan, dijo a CNBC que está recomendando a los clientes que reduzcan su exposición a las acciones y mantengan más efectivo, ya que el estancamiento fiscal en Washington muestra pocas señales de disminuir.

O’Callaghan, quien es directora gerente y asesora financiera de JPMorgan Securities y administra 3,000 millones de dólares en activos, dijo que está aumentando la exposición al efectivo para los clientes ultrarricos.

“En lo que estamos trabajando es en reducir parte de esa exposición a la renta variable, mantenernos en efectivo quizás un poco”, dijo. “Realmente necesitamos ver ese paquete de estímulo. Si no vemos ese estímulo, creo que va a haber más volatilidad y debemos prepararnos para eso”.

Los republicanos y los demócratas han estado en desacuerdo sobre el tamaño del próximo paquete de estímulo fiscal desde el verano.

Varios estrategas y administradores de fondos de alto perfil han dicho que la incertidumbre sigue siendo uno de los catalizadores clave de la volatilidad del mercado en este momento.

La Cámara de Representantes respaldó la semana pasada una propuesta de estímulo demócrata de 2.2 billones de dólares, pero es poco probable que se apruebe en el Senado, donde los republicanos tienen mayoría.

O’Callaghan dijo que una vez que haya mayor claridad sobre la dirección futura de la economía, planea distribuir el efectivo.

termometro.economico@eleconomista.com.mx