Un incremento en los precios del petróleo debido a sanciones de Estados Unidos dañará el crecimiento económico en China, Europa y otros consumidores tanto como las medidas comerciales del presidente Donald Trump, dijo el jueves un funcionario iraní de alto nivel.

Hossein Kazempour Ardebili, gobernador iraní en la OPEP, también mencionó que el alza en la producción de crudo por parte del cártel y sus aliados, tras la presión de Trump para que lo hicieran, fue de apenas 170,000 barriles por día (bpd) en junio y que no crecería mucho más en el 2019, lo que también pesaría sobre la expansión económica.

Si bien Trump ha acusado a la Organización de Países Exportadores de Petróleo de subir los precios, Irán —el tercer productor más grande de la OPEP— considera que Estados Unidos ha generado el alza imponiendo sanciones a Teherán y a otros miembros del grupo como Venezuela.

Gastarán más en energía

“Los mayores precios del petróleo que está causado Trump conducen a un mayor gasto en energía en la UE, Japón, China e India, impactando en su crecimiento económico igual que las tarifas impuestas sobre ellos, además de permitir que Arabia Saudita y EAU paguen sus compras de armas a Estados Unidos”, dijo Kazempour.

Los comentarios destacan las tensiones aún vigentes después de la reunión de la OPEP del mes pasado, cuando el grupo acordó volver a un cumplimiento total de los recortes al bombeo pautados el año pasado, después de meses de menor producción en algunos miembros del cártel, entre ellos Venezuela.

Arabia Saudita señaló que el pacto le permitía a los países capaces de producir más, como ellos, avanzar y hacerlo, para suplir la escasez en otros lugares. Irán se opuso fuertemente y criticó los planes saudíes de impulsar la producción.

Kazempour agregó que Trump estaría disconforme con la magnitud del incremento del bombeo hasta ahora, y se mostró escéptico sobre la capacidad de Arabia Saudita y Rusia de sumar mucho más petróleo en el 2019.

Crudo baja en Nueva York pero se recupera en Londres

Los precios del crudo en Londres subieron mientras en Nueva York volvieron a caer, afectados por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como por la reapertura de terminales petroleras en Libia.

El barril de Brent del mar del Norte para septiembre cerró en 74.45 dólares en el Intercontinental Exchange de Londres, un alza de 1.43% y ganó 1.05 dólares desde el cierre del miércoles.

Mientras, en el New York Mercantile Exchange, el barril de light sweet crude (WTI) para el contrato de agosto retrocedió 0.07%, perdió 5 centavos a 70.33 dólares.

El día anterior, el Brent tuvo su peor sesión en dos años y medio, cayendo 6.92%, mientras que el WTI perdió 5.03%, su mayor baja en un año.

Ayer, el petróleo mexicano de exportación cayó 1.04 dólares por barril o 1.58%, y se vendió en 64.95 dólares por barril .

Por su parte, el precio de la gasolina en Estados Unidos registró un avance de 0.50%, a 2.0717 dólares por galón. Sin embargo, durante julio presenta una caída de 4.93 por ciento.

“Estas ventas fueron provocadas por las tensiones comerciales entre EU y China, así como por la reanudación de las exportaciones libias”, comentó Giovanni Staunovo, analista de UBS.

“China y EU representan un tercio de la demanda mundial. Si sus economías se desaceleran por una guerra comercial, debería tener un efecto sobre los precios del crudo”, dijo Jasper Lawler, analista de London Capital Group. (Con información de AFP y Notimex)