Irak respaldará una eventual decisión de la OPEP de congelar los niveles de producción de petróleo a fin de apuntalar los precios, dijo el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, el martes en una conferencia de prensa en Bagdad.

Apoyamos el congelamiento de la producción en la reunión de la OPEP , sostuvo en la señal más clara hasta el momento de la posición que Irak respaldará cuando se reúna el grupo el mes próximo.

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirán de manera informal en Argelia el próximo mes, en el marco del Foro Internacional de Energía que se realizará del 26 al 28 de septiembre.

Irak, el segundo mayor productor de la OPEP después de Arabia Saudita, había expresado antes posiciones contradictorias.

El ministro de Petróleo Jabar al Luaibi había dicho la semana pasada que Irak planea tener un rol muy activo junto a otros miembros de la OPEP para apuntalar los precios, pero al mismo tiempo expandir su propia producción, que ahora es de 4.6 millones de barriles por día.

Irak financia 95% de su presupuesto con las ventas de crudo. Su economía está sintiendo el impacto de los bajos precios del petróleo y el costo de luchar contra el Estado Islámico, el grupo militante que controla vastas áreas de su territorio desde hace dos años.

Manda señales

Fuentes en la OPEP y de la industria petrolera dijeron a Reuters la semana pasada que Irán, el tercer productor del grupo, está enviado señales positivas de que podría apoyar una acción conjunta para apuntalar al mercado petrolero.

Teherán se rehusó a unirse a un esfuerzo en abril para congelar la producción en los niveles de enero, por lo que fracasaron las negociaciones, debido a que Arabia Saudita quería que todos los productores se sumaran a la iniciativa.

Petróleo retrocede por exceso de oferta y fortaleza del dólar

Los precios del petróleo cayeron el martes, con una baja del Brent de casi 2%, por el avance del dólar y crecientes preocupaciones por la sobreoferta entre previsiones de un alza de los inventarios en Estados Unidos y declaraciones de Irán de que está próximo a alcanzar su tope de producción.

No obstante, las pérdidas fueron limitadas por reportes de que compañías petroleras en la costa estadounidense del Golfo de México detuvieron 22% de su producción equivalente de crudo como precaución ante el posible paso de una tormenta tropical.

Los futuros del petróleo Brent cedieron 1.8%, a 48.37 dólares por barril, y el contrato del West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos perdió 1.3%, a 46.35 dólares.

Se trató del segundo día seguido en el que el petróleo cae por preocupaciones sobre un superávit de crudo y la fortaleza del dólar, sumándose al declive de más de 1% del lunes.

El índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de destacadas monedas, tocó máximos de sesión después de que el Índice de Expectativas del Consumidor en Estados Unidos alcanzó su cota más elevada desde octubre.

El dólar ha subido desde que el viernes la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, aumentó las expectativas de un alza de las tasas de interés en Estados Unidos. La firmeza del dólar encarece el valor de las materias primas en dólares.

Analistas estimaron que los inventarios de crudo en Estados Unidos habrían aumentado en cerca de 1 millón de barriles la semana pasada, su segundo avance semanal seguido, ahora que el periodo más activo del verano para el consumo de gasolina y los viajes por carretera comienza a decaer.