Invesco continúa en modo vendedor en la Bolsa española en el arranque del mes de enero. El gigante estadounidense de la gestión, que al cierre del año pasado contaba con activos bajo gestión por valor de algo más de 810,000 millones de dólares (de los que una cuarta parte estaban en activos de renta fija), se ha deshecho de un 1.1% del capital de Atresmedia, donde ha reducido su participación desde el 3.92% hasta el 2.81 por ciento.

Con la venta, Invesco continúa reduciendo su apuesta por la cadena de San Sebastián de los Reyes, donde en agosto de 2015 llegó a superar el 4% del capital convirtiéndose en el cuarto accionista de la compañía, que este lunes sube más de un 1% por encima de los 1.60 euros y eleva su revalorización anual al 2 por ciento.

Las ventas en Atresmedia (que contrastan con el potencial alcista medio del 14% que le otorgan los analistas que siguen el valor) llegan después de las realizadas también este mes de enero en OHL, donde la gestora ha reducido su participación un 1% desde el 5% hasta el 3.94 por ciento.

Por lo tanto, Invesco se ha puesto en modo defensivo en la Bolsa española siguiendo la política general del grupo, que ha decidido reducir riesgos a la vista de la incertidumbre que generan las políticas anunciadas por el nuevo presidente Donald Trump.

En declaraciones a CNBC, uno de los gestores senior de la compañía, Kevin Egan, aseguraba el pasado día 17 justo antes de la investidura del nuevo presidente de Estados Unidos que el entorno de inversión es ahora difícil y que ser conservador es la mejor estrategia al menos a corto plazo.

Egan también advirtió sobre las incertidumbres en Europa por el riesgo geopolítico que generan tanto el Brexit como las distintas citas electorales clave en países como Alemania y Francia.

estrategias@eleconomista.mx