El proceso de normalización de precios en el mercado mundial acentuará las diferencias entre las economías con buenos fundamentales y los que fueron inflados por la liquidez del sistema, coincidieron analistas internacionales.

El director administrativo de Latmark Asset Management, LLC, Santiago Maggi, explicó que la repatriación de capitales hacia activos más seguros continuará marcando el buen o mal desempeño entre las diferentes clases de activos y las diferentes regiones a nivel global .

Se refiere a la depreciación que sufrieron las monedas emergentes más operadas la semana pasada, como el peso mexicano, el real brasileño, el rand sudafricano y el rublo ruso, al absorber el choque de la crisis argentina, el segundo recorte en las compras de activos de la Reserva Federal y la desaceleración de China.

Aparte, desde Washington, el economista en jefe del Instituto Internacional de Finanzas, Charles Collyns, enfatizó que la corrección del mercado ha sido significativamente menor a la que se presentó en el verano del 2013.

No obstante, evidenció que es un sano recordatorio de la mayor sensibilidad de los inversionistas .

A medida que la liquidez se vuelva menos abundante en el sistema financiero global, los inversionistas serán más sensibles al riesgo y estarán más alertas ante la debilidad de las políticas financieras de algún mercado y podrían incluso amplificarlas , dijo en conferencia telefónica.

Cerco a la volatilidad

En la última semana del enero, los bancos centrales de India y Turquía dieron un paso al frente para apuntalar a sus monedas y tratar de frenar los choques externos, pero no han sido los únicos.

El Banco Central de Brasil endureció el tono de su discurso al anticipar que las autoridades aún no están listas para detener el ciclo del endurecimiento monetario. Brasil desde abril del año pasado, ha subido su tasa de referencia en 3.25 puntos y hoy está en 10.50 puntos.

El Banco Central de Turquía elevó los tipos en 4.25 puntos la semana pasada de 7.75 a 12%, mientras el Banco Central de Sudáfrica incrementó el premio en medio punto, lo que dejó su tasa en 5.5 por ciento.

También durante la última semana del mes, el Banco Central de la India elevó la tasa en 25 puntos hasta 8 por ciento. El Banco de México mantuvo sin cambios su tasa en 3.50 puntos.

ymorales@eleconomista.com.mx