El peso se depreció este lunes debido a que los inversionistas movían sus apuestas al euro ante una lluvia de noticias favorables en Europa.

La moneda cerró en 12.7630 a la compra y 12.7650 por dólar a la venta, con una depreciación de 0.50% o 6.40 centavos , frente a los 12.7010 pesos del precio de referencia del viernes.

En la zona euro siguen ajustando sus políticas bancarias, esto ha dado confianza a los inversionistas, básicamente es lo que mantiene al euro fuerte y en cambio en Estados Unidos sigue pendiente su techo de deuda y mete nerviosismo al mercado", comentó un operador.

Los depósitos de los consumidores y de las empresas en los bancos de los atribulados estados de la zona euro subieron en diciembre, mostraron el lunes datos del Banco Central Europeo (BCE), lo que indica que los temores a un colapso bancario o incluso una salida de la zona euro se alejan aún más.

El Banco Central Europeo (BCE) ha recortado sus tasas de interés a mínimos récord e inyectó más de 1 billón de euros al sector bancario, donde algunos prestamistas están comenzando a devolver créditos de manera anticipada en una señal de que las condiciones de financiamiento están mejorando.

Sin embargo, operadores creen que el agresivo movimiento también se debe a que los inversionistas continuaban reduciendo sus apuestas a favor del peso ante mayores probabilidades de un recorte de la tasa clave en México.

Previamente, un reporte oficial mostró que la inflación de México se desaceleró a un mínimo de poco más de un año, avalando la reciente inclinación del banco central a recortar la tasa de interés referencial.

En las próximas sesiones, el peso podría continuar con su proceso de ajuste y romper su nivel de resistencia de 12.80 y 12.90 por dólar, según analistas.

ros