Los inversionistas están optimistas sobre el mercado accionario a nivel global y para México, pues según una encuesta realizada por UBS la mayoría ve un panorama positivo en este sector, impulsado por las vacunas contra el Covid-19 y la mejoría en la actividad económica.

“Siempre los inversionistas latinoamericanos suelen ser un poco más optimistas que el resto de los inversionistas en el mundo, en el caso de México, el 63% de los inversionistas encuestados están optimistas hacia los próximos 12 meses”, dijo en entrevista, Gabriela Soni, jefa de Inversiones de UBS. A nivel global, el 61% de los encuestados está optimista sobre el mercado de valores.

Según el estudio UBS Investor Sentiment, el 73% de los encuestados a nivel local está optimista por los avances de la vacuna contra el Covid-19, el 52% citó a la potencial llegada de inversión extranjera directa, y el 49%, por el resultado previsto de las elecciones en Estados Unidos.

En tanto, la inquietud de los inversionistas mexicanos está enfocada en la depreciación del peso, que fue citado por el 62% de los encuestados, mientras que el 57% habló sobre la ausencia de políticas fiscales contracíclicas y el 54% por la lenta recuperación del sector turismo.

La estratega explicó que entre los factores para esta perspectiva están los avances en el desarrollo de las vacunas contra el coronavirus, y que, aunque hay cautela, el inversionista en general está aprendiendo que, si la vacunación resulta efectiva, el impacto benéfico sería mayor más allá de los retrasos respecto a las fechas contempladas.

La otra fuente de optimismo en el caso específico de los mexicanos es atraer inversión extranjera directa, aquí se refieren principalmente a que la pandemia si algo hizo es exacerbar este tema de la regionalización de las cadenas de suministro, atraer la producción a que esté cerca del consumidor”, acotó la especialista.

Gabriela Soni abundó que México tiene una posición geográfica privilegiada con diversos acuerdos comerciales, además que el resultado de las elecciones en Estados Unidos, con Joe Biden como presidente, da optimismo a los inversionistas.

“Joe Biden es más institucional que Trump, entonces podría ser que las relaciones con los distintos países en materia de política exterior se vuelvan más predecibles, y el resultado de las elecciones que se dieron en el Senado en Georgia, donde los demócratas ganaron, hace mayor la probabilidad de estímulos fiscales en el Senado en EU, y son muy buenas noticias para México”, acotó Soni.

Según el análisis, los inversionistas expresaron especial interés en la inversión sustentable, ya que el 54 % de ellos busca aumentar sus asignaciones. La mitad de los inversionistas espera que la inversión sustentable genere mejores rentabilidades que la inversión tradicional, mientras que el 29 % espera una rentabilidad similar.

claudia.tejeda@eleconomista.mx