El dólar registró el lunes una apreciación generalizada por expectativas de que la Reserva Federal subirá las tasas de interés la próxima semana, luego del sólido reporte de empleo de Estados Unidos, conocido el último viernes.

Los futuros de tasas de interés implicaban que los operadores le dan alrededor de 78% de probabilidades a un incremento de los fondos federales por primera vez en casi una década, cuando la Fed se reúna la próxima semana, según el programa FedWatch de CME Group.

Es casi un hecho que tomarán la decisión , dijo Charles St-Arnaud, estratega de monedas de Nomura Securities International en Nueva York, en referencia a un alza de tasas en el encuentro de la Fed del 15 y el 16 de este mes.

El dólar subió por segundo día consecutivo después de hundirse sorpresivamente 3% el jueves, luego de que el Banco Central Europeo inyectó a la economía de la zona euro menos estímulos de los que esperaba el mercado.

En las últimas operaciones, el euro retrocedía 0.4%, a 1.0843 dólares, mientras que la moneda estadounidense avanzaba 0.1% contra el yen, a 123.32 yenes por unidad.

El avance del índice dólar fue limitado por una caída en los rendimientos de los bonos estadounidenses, en medio de un descenso generalizado de las bolsas globales arrastradas por la debilidad de los papeles de compañías relacionadas con el petróleo.

La apreciación del dólar fue más marcada contra otras divisas, como 1.5% que ganó frente al dólar neozelandés antes de la reunión del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, prevista para el miércoles.

El dólar subió además 1.6% ante la corona noruega, ya que los bajos precios del petróleo ejercieron presión sobre la moneda del país productor de crudo.