Los inversionistas del mercado de cambios internacional, le siguen apostando a que el peso mexicano continuará depreciándose frente al dólar estadounidense en las próximas semanas.

En el mercado de Futuros de Chicago (CME, por su sigla en inglés), el 3 de enero de este año, las operaciones alcanzaron una cifra de 1,574 millones de dólares a favor del dólar, que comparado con lo registrado la semana previa de 1,489 millones de dólares, implicó un aumento de 6 por ciento.

El nivel máximo registrado en las transacciones de futuros del peso en el CME, resultó un monto de 2,589 millones en el 2016, cuya cantidad fue alcanzada hacia el cierre de septiembre.

La divisa mexicana seguirá cotizando en un ambiente de alta volatilidad esta semana, con el pronóstico de mantener cotizaciones por arriba de los 21 pesos por dólar.

El pronóstico de mantener cotizaciones altas en la paridad cambiaria, se explicaría básicamente por el nerviosismo de los inversionistas, derivado de las posibles declaraciones que podría seguir haciendo Donald Trump.

Los analistas coincidieron que el primer trimestre de este año será el más complicado para el tipo de cambio, debido principalmente a factores externos, como la entrada del nuevo gobierno de Estados Unidos, donde se esperan propuestas más concretas de comercio que podrían afectar a la economía mexicana.

Sigue perdiendo

La paridad peso-dólar finalizó el viernes pasado en un precio de 21.2320 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, que con respecto a las últimas negociaciones del cierre previo (21.44 pesos), resultó una recuperación de 0.97%, equivalente a una apreciación de 20.80 centavos, aunque durante la semana pasada registró una pérdida de valor de 2.87 por ciento.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller comentó que el tipo de cambio peso-dólar seguirá operando por arriba de los 21 pesos por dólar durante esta semana, con la perspectiva de seguirse presionando en la medida que se acerque la fecha de entrada del nuevo gobierno estadunidense, el 20 de enero.

Pronosticó que, en el corto plazo, los principales soportes del tipo de cambio se ubicarán en 21.25, 21.20 y 21.12 pesos por dólar, mientras las resistencias se establecen en 21.30, 21.53 y 21.60 pesos por billete verde.

Anticipó que cualquier noticia relacionada con alguna declaración del nuevo presidente de EU, Donald Trump, podría llevar al peso a presentar cotizaciones cercanas a los 22 pesos.

Por su parte, el subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña destacó que será relevante el comportamiento de la inversión extranjera directa, y la noticia de la automotriz Ford genera incertidumbre sobre los flujos de inversión extranjera directa al país, y eso podría presionar más al peso.

Agregó que habrá de poner atención a la llegada de capitales foráneos de cartera, pues será importante la entrada de flujos para que sigan financiando la cuenta corriente, además de generar presiones en la paridad cambiaria.

Banxico vende US4,000 millones en dos días para frenar caída del peso

El Banco de México (Banxico) realizó una segunda intervención consecutiva en el mercado cambiario, el viernes, al vender dólares directamente entre bancos asiáticos, confirmaron operadores.

En los dos días de ventas discrecionales autorizadas por la Comisión de Cambios, se subastaron 4,000 millones de dólares, cifra que será confirmada mañana en el estado de cuentas semanal del Banxico.

Al validarse este monto, se habría duplicado la dosis aplicada en una sola exhibición durante el precedente de subastas discrecionales que se presentó el 17 de febrero del 2016 y la reserva internacional del Banxico debería disminuir respecto de los 176, 246 millones de dólares registrados al cierre de diciembre.

El mecanismo utilizado esta vez por la Comisión de Cambios, presenta un par de variantes respecto al del año pasado, y tiene que ver con el horario de oferta y el origen de los bancos compradores. El 5 de enero, la venta de dólares fue completada entre bancos de Nueva York, entre las 7 y las 8 de la mañana. La del viernes 6, fue colocada entre bancos de Asia.

Resultado de esta intervención, el tipo de cambio FIX cerró en 21.31 pesos por dólar, permitiendo al peso ganar 0.2% respecto de la cotización previa. Banorte-Ixe consideró que este tipo de intervenciones será la primera línea de defensa antes de un aumento de la tasa de referencia fuera de calendario .

Advirtió que su frecuencia debe ser limitada, manteniendo la preferencia por alzas de tasas preventivas para enfrentar los riesgos al alza en la inflación por la depreciación cambiaría .

Gabriel Gerzstein, estratega de BNP Paribas estimó que de estarse abriendo un episodio de ventas de dólares para el anclaje del valor de la moneda nacional , podría costar unos 40,000 millones de dólares de la reserva internacional.

El manejo de las subastas discrecionales de dólares, en el contexto de volatilidad generada por la política proteccionista de EU, tendría que motivar a la Comisión de Cambios a ser mucho más agresiva y discrecional que en el 2015 , explicó.

En agosto, Banxico utilizó un mecanismo de subastas diarias que concluyó por drenar 27,000 millones de dólares de la reserva en seis meses.

Hace dos años, el colchón de reservas con que contaba Banxico para realizar las intervenciones cambiarías, fue de 196,011 millones de dólares, cifra alcanzada en enero del 2015. Esto es 16,765 millones por arriba del acervo en dólares que tenía el banco central al iniciar este año. (Con información de Yolanda Morales)

ricardo.zamudio@eleconomista.mx