En el 2012, luego de 12 años de estar alejados de la presidencia de México, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) retomó esta silla, suspendiendo con ello dos sexenios continuos del Partido Acción Nacional (PAN) al frente del país.

Un año más tarde, en el 2013 y con el Pacto por México como el protagonista, los tres principales partidos políticos PRI, PAN y PRD (de la Revolución Democrática) coincidieron en su agenda para aprobar las reformas entre las que destacaron la de Telecomunicaciones, de Competencia, Financiera, Fiscal, Educación y sobre todo la Energética.

Estos dos momentos son identificados por el sector inversionista, tanto local como internacional, como retos superados de forma favorable y que enviaron señales de acuerdos que bien se podrían traducir en transmitir certeza para atraer capitales.

Para este 2014, el reto más importante radica en materializar lo que se ha logrado en los periodos precedentes a través de las ?reglamentaciones secundarias, en donde la negociación política será determinante.

Somos optimistas de que el Ejecutivo y el Legislativo alcanzarán los acuerdos necesarios para aprobar la legislación secundaria en las distintas materias; y que ello generará interés y certidumbre necesarias entre los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros , aseveró ?Javier Arrigunaga, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

NEGOCIACIÓN SECUNDARIA

En el terreno político, el aspecto más importante que tiene que superarse ahora es la publicación de las reglamentaciones secundarias de las reformas aprobadas, en donde se podrían concretar las oportunidades de mayor inversión.

La aprobación de las reformas en parte se ha descontado por el sector de inversionistas. Ahora están pendientes las leyes secundarias para conocer la magnitud y alcance de las reformas , consideró Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Grupo Financiero Monex.

Para el 2014, las prioridades son claras: la primera parte del cambio está en trabajar en la instrumentación de las reformas , consideró Pedro Zorrilla, director general Adjunto Corporativo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

A nivel internacional incluso las decisiones de inversión están en pausa hasta no conocer la publicación de la reglamentación secundaria de las reformas aprobadas, lo que imprime mayor responsabilidad a los acuerdos políticos.

DIFERENCIA REGIONAL

Dentro del grupo de los emergentes, los inversionistas no están realizando decisiones en conjunto, sino que se opta por identificar las oportunidades reales que existen dentro de los territorios.

Los sucesos políticos y sociales en Venezuela, Argentina o Brasil no inciden para que México figure en América Latina como un destino de inversiones. Como país marcamos diferencia no sólo por los acuerdos políticos alcanzados, sino por los fundamentales que se han mantenido desde la solidez, un sistema financiero sano y disponer una agenda transformadora vía las reformas, entre otros , enfatizó Javier Arrigunaga.

Para Pedro Zorrilla, la situación de estos países son factores disociados con México y se debe estar al pendiente de condiciones económicas por la reducción del estímulo en Estados Unidos o el crecimiento de China, más que de los elementos políticos.

[email protected]