Nueva York - Los inventarios comerciales de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada, debido a un aumento de las importaciones y porque la tasa de operación de las refinerías se mantuvo sin cambios, mostró el martes un reporte semanal del Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en ingles).

Las existencias de crudo crecieron 2.1 millones de barriles en la semana que terminó el 27 de enero, levemente por debajo del alza de 2.4 millones que esperaba el mercado.

Las importaciones de crudo subieron en 418,000 barriles por día (bpd) a 8.89 millones de bpd, dijo API.

Las reservas de gasolina cayeron inesperadamente en 222,000 barriles, según datos de API, mientras el mercado proyectaba un incremento de 1 millón de barriles.

Los inventarios de destilados subieron 970,000 barriles, frente a la baja de 1,4 millones que aguardaban los analistas.

Las existencias en Cushing, punto de entrega de los contratos de futuros del petróleo estadounidense, subieron en 1.5 millones de barriles, a 31.78 millones.

Las tasas de utilización de las refinerías se mantuvieron sin cambios la semana pasada a 81.9% de la capacidad total. Analistas estimaron que las tasas de uso de las refinerías cayeran en 0.2 puntos porcentuales.

"El reporte es pesimista dado el aumento del crudo y el rebote en las importaciones de crudo", dijo John Kilduff de Again Capital LLC. "El principal factor de respaldo (para los precios) es la baja del combustible de calefacción", agregó.

Los futuros del crudo de Estados Unidos profundizaron su caída después de que la API entregó sus datos, cediendo 47 centavos a 98.31 dólares por barril en operaciones posteriores al cierre. El petróleo había perdido 34 centavos antes de la entrega de los datos de API.

La gubernamental Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés) entregará sus datos el miércoles.

ros