Nueva York- Las existencias de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada, mientras que las de gasolina y destilados cayeron, mostró este miércoles un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo crecieron 1.75 millones de barriles, a 347.45 millones en la semana al 9 de marzo, frente a una previsión de un alza de 1.7 millones de barriles.

Las reservas en Cushing, el punto de entrega del petróleo negociado en Nueva York, subieron 2.52 millones de barriles, a 38.7 millones. Los inventarios acumularon su mayor avance en ocho semanas desde comienzos del 2009 y se ubicaron en su mejor nivel desde junio del 2011.

Las importaciones de petróleo aumentaron levemente en 4,000 barriles por día (bpd), a un promedio de 8.68 millones de bpd.

"Creo que la sorpresa es que el crudo aumentó solamente por el incremento en Cushing. Si extraes eso de la ecuación, estamos en terreno negativo. Si le sumas que las refinerías están procesando menos petróleo (-126,000 bpd), la oferta es aún más ajustada", dijo Carl Larry, presidente de Oil Outlooks.

Las reservas de destilados cayeron 4.68 millones de barriles, a 134.81 millones, mucho más que las previsiones de los analistas de 1.3 millones.

La demanda promedio de destilados en las últimas cuatro semanas bajó 7.1% interanual.

Los inventarios de gasolina bajaron 1.41 millones de barriles, a 228.12 millones, mientras que el mercado esperaba una caída de 1.0 millón de barriles.

La utilización de las refinerías cayó 1.2%, a 82.7%, frente a las expectativas de un aumento de 0.1 puntos.

Los futuros de crudo Brent y estadounidense subieron inmediatamente después de los datos de la EIA, pero luego caían.

ros