Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron menos de lo que se esperaba, mientras que los de gasolina y destilados cayeron, mostró este miércoles un reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Las existencias de petróleo crecieron 560,000 barriles, a 372.25 millones en la semana del 8 de febrero, frente a una previsión de alza de 2.4 millones, según la EIA.

En tanto, los inventarios de destilados cayeron 3.68 millones de barriles, a 125.9 millones, con respecto a la baja de 1.6 millones que aguardaban analistas; mientras que las reservas de gasolina bajaron 803,000 barriles, a 233,24 millones, frente a la proyección de un alza de 300,000 barriles.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos y del Brent operaban volátiles.

EGV