Nueva York- Las existencias de crudo de Estados Unidos subieron moderadamente la semana pasada, mientras que las reservas en el punto clave de entrega de Cushing anotaron su mayor nivel en ocho meses, reportó este miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo crecieron 832,000 barriles en la semana al 2 de marzo, en línea con un sondeo de Reuters entre analistas que previeron un alza de 800,000 barriles.

Las existencias en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos estadounidenses, subieron 2.37 millones de barriles, a 36.18 millones de barriles, su nivel más alto desde julio del 2011.

El incremento en las reservas de crudo se produjo pese a que las importaciones cayeron 475,000 barriles por día (bpd) a un promedio de 8.68 millones de bpd en la semana.

Los inventarios en la costa estadounidense del Golfo de México cayeron en 2.59 millones de barriles.

"El descenso en las reservas de destilados debería ofrecer algo de impulso al mercado, pese a la menor demanda, una vez más, de ese combustible y de gasolina", dijo John Kilduff, socio de Again Capital en Nueva York.

Las reservas de destilados bajaron 1.94 millones de barriles, a 139.5 millones, el menor nivel para inicios de marzo desde el 2008, y superaron las previsiones de una caída de 1.5 millones de barriles.

El descenso se produjo a pesar de una caída de 7.6% en la demanda de destilados estadounidenses respecto de los niveles del año pasado.

Los inventarios de gasolina bajaron 396,000 barriles, a 229.53 millones. El mercado esperaba un retroceso de 1.4 millones de barriles. La demanda cayó 7.8% frente al nivel de un año atrás.

En tanto, la utilización de refinerías aumentó 0.3 puntos porcentuales, a 83.9% de la capacidad, frente a un los pronósticos de un descenso de 0.2 puntos porcentuales.

Los futuros de crudo Brent y estadounidense subían tras el informe.

ros