Las existencias de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada más de lo que se esperaba, ante un descenso de las importaciones de crudo y un alza en las tasas de procesamiento de las refinerías, mostró este miércoles un informe del Gobierno.

En tanto, las existencias de productos refinados aumentaron mucho más de lo que analistas aguardaban.

Los futuros del crudo estadounidense recortaron algunas de sus ganancias previas tras conocerse el reporte.

Los inventarios de crudo retrocedieron 4.7 millones de barriles, a 378.2 millones en la semana del 6 de julio, frente a las expectativas de una baja de 1.2 millones, según la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

En tanto, las existencias de gasolina subieron 2.75 millones de barriles, a 207.73 millones, mientras que las de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, crecieron 3.11 millones, a 120.91 millones. El mercado aguardaba un alza de 300,000 barriles y un avance de 400,000 barriles, respectivamente.

Las existencias de crudo subieron ante un descenso por tercera semana en las importaciones, que cayeron 148,000 barriles por día, a 8.59 millones de bpd.

Las tasas de utilización de refinerías subieron mucho más de lo esperado en 0.7 puntos porcentuales, a 92.7% de la capacidad. Analistas habían esperado una ganancia de 0.1 puntos porcentuales.

La utilización de refinerías se ubicó en su mayor nivel desde el 2007, aunque la capacidad de refinación en Estados Unidos ha disminuido desde entonces, ante el cierre de algunas instalaciones.

La demanda doméstica de productos refinados en un promedio de cuatro semanas subió en 0.2% respecto a las cifras del año pasado. Pero la demanda de gasolina estadounidense cayó 3.9% respecto a los niveles del año pasado, mostró la EIA.

Las existencias de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, cayeron en 859,000 barriles, a 46.78 millones de barriles.

"El reporte es un tanto pesimista. El aumento en los inventarios de productos refinados y los continuos débiles datos de demanda, con base a promedios de cuatro semanas, más que contrarrestaron un declive mayor al esperado en las existencias de petróleo", dijo John Kilduff de Again Capital en Nueva York.

Rob