Las existencias de crudo en Estados Unidos cayeron inesperadamente la semana pasada, mientras que las de gasolina bajaron menos de lo esperado y las de destilados crecieron, mostró este miércoles un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo bajaron 1.16 millones de barriles, a 346.29 millones en la semana al 16 de marzo, frente a una previsión de un alza de 2.4 millones de barriles.

Las reservas de destilados subieron 1.76 millones de barriles, a 136.58 millones, mientras que las de gasolina bajaron 1.21 millones de barriles, a 226.91 millones. El mercado esperaba una caída de 1.6 millones y 1.9 millones de barriles, respectivamente.

Los futuros de crudo Brent y estadounidense ampliaban sus ganancias tras los datos de la EIA.

ros