Los inventarios comerciales de crudo y destilados en Estados Unidos cayeron inesperadamente la semana pasada, debido a una fuerte baja de las importaciones, mostró el miércoles un reporte del Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés).

Según el grupo de la industria, las existencias semanales de crudo en Estados Unidos bajaron en 4.8 millones de barriles en la semana que terminó el 13 de enero, frente a un aumento de 2.8 millones de barriles que esperaba el mercado.

Las importaciones disminuyeron en 1.6 millones de barriles por día (bpd) a 7.89 millones de bpd, dijo API.

Las existencias de gasolina subieron 4.3 millones de barriles, frente a los 2.6 millones de barriles de aumento que anticipaba el mercado.

Los inventarios de destilados registraron un descenso de 900,000 barriles, frente a las expectativas de un aumento de 2 millones.

Las existencias en el punto de entrega de Cushing, en el estado de Oklahoma, cayeron en 819,000 barriles, dijo API.

La tasa de refinación en Estados Unidos bajó en 1.7 puntos porcentuales a 83.10% de la capacidad. El mercado esperaba que las tasas de refinación disminuyeran en 0.7 puntos porcentuales.

Los precios del crudo de Estados Unidos mostraron pocos cambios después de que se dieron a conocer los datos de API, sumando un avance de 29 centavos a 101.00 dólares por barril en operaciones posteriores al cierre.

El reporte de API fue postergado en un día debido al feriado público del lunes. La Administración de Información de Energía dará a conocer sus propias cifras sobre inventario el jueves.

ros