NUEVA YORK - Las existencias de crudo en Estados Unidos cayeron inesperadamente la semana pasada por un fuerte retroceso en las importaciones, mostró este jueves un reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en ingles).

Los inventarios de crudo cayeron 3.4 millones de barriles, a 331.21 millones, frente a una previsión de un alza de 2.8 millones.

La mayor caída se produjo en la costa estadounidense del Golfo de México, cuyas existencias retrocedieron en 4.5 millones de barriles ante una baja en las importaciones de 1.64 millones de barriles por día, a 8.23 millones de bpd.

"La industria de las refinerías está muy a la defensiva ahora. No hay prisa para procesar crudo ante el actual ambiente de debilidad de la demanda", dijo John Kilduff de Again Capital LLC.

Las tasas de utilización de refinerías cayeron en 1.9 puntos porcentuales, a 83.7% de capacidad.

Las reservas de destilados crecieron 438,000 barriles, a 148 millones, frente al alza de 2 millones que aguardaban analistas. La demanda en las últimas cuatro semanas al 13 de enero cayó 4.4% frente al mismo periodo del año anterior.

Las existencias de combustible para calefacción cayeron en 2.3 millones de barriles, principalmente por un retroceso de 1.96 millones de barriles en el noreste estadounidense, el mayor mercado mundial de ese combustible.

Las existencias de gasolina subieron 3.72 millones de barriles, a 227.52 millones, según EIA. El mercado esperaba un incremento de 2.6 millones.

La demanda de gasolina en las últimas cuatro semanas cayó 6.1% frente a los niveles de año pasado.

ros