Los precios del crudo subieron porque un desplome en los inventarios de Estados Unidos agudizó temores sobre el suministro ante la incertidumbre por las exportaciones libias, una interrupción en Canadá y la exigencia de Washington de que los importadores dejen de comprar petróleo iraní desde noviembre.

Los futuros del crudo en Estados Unidos ganaron 2.23 dólares, o 3.1%, a 72.76 dólares. El contrato tocó un máximo no visto de noviembre del 2014 a 73.06 dólares. En lo que va del año el referencial ha ganado 20.42 por  ciento.

El Brent subió 1.31 dólares, o 1.7%, a 77.62 dólares por barril. Durante el 2018 el referencial europeo ha tenido un rendimiento de 16.08 por ciento.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación ganó 2.45% a 66.93 dólares por barril. En el año ha ganado 19.11 por ciento.

Debido a que los precios subieron fuertemente durante dos sesiones consecutivas, algunas posiciones largas salieron del mercado para tomar ganancias de cara al cierre del trimestre, dijo Tariq Zahir, de Tyche Capital.

Su mayor caída en dos años

Las existencias de crudo estadounidense cayeron en casi 10 millones de barriles la semana pasada, su mayor descenso desde septiembre del 2016, mientras que los inventarios de gasolina y destilados subieron menos de lo previsto, informó la Administración de Información de Energía.

La planta de tratamiento de arenas bituminosas de Syncrude, Canadá, estaría paralizada durante julio por un corte de energía, por lo que se reduciría el flujo de crudo hacia el centro de distribución de Cushing, en Oklahoma.

La caída en las exportaciones canadienses ha contribuido a reducir suministros de crudo pesado en América del Norte y a una fuerte disminución de los inventarios de crudo en Estados Unidos, dijeron analistas.

Los mercados también estaban atentos al riesgo de interrupciones de suministro desde África y Oriente Medio. En Libia, una lucha de poder entre el gobierno reconocido internacionalmente y rebeldes no ha dejado claro quién manejará las exportaciones petroleras del país.

A pesar de la oposición internacional a la posición de EU frente a Irán, analistas esperan una reducción significativa de las exportaciones del tercer mayor productor de la OPEP, quizás de más de 1 millón de barriles por día (bpd). Irán bombeó 3.8 millones de bpd en mayo.

Sube producción rusa

La producción de petróleo de Rusia alcanzó 11,054 millones de barriles por día (bpd) en lo que va de junio, dijo a Reuters el miércoles una fuente familiarizada con los datos, que se compara con el promedio de 10.97 millones de bpd en el periodo de marzo a mayo.

También marca un incremento respecto a la cuota de 10.94 millones de bpd que tiene el país en virtud de un acuerdo global para reducir el bombeo de petróleo.

La semana pasada, la OPEP y otros productores fuera del cartel acordaron subir su producción petrolera combinada en 1 millón de bpd para eliminar el riesgo de escasez de suministros.

El ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, dijo que el país aumentaría su producción en 200,000 bpd en la segunda mitad del año. Analistas estiman que el bombeo ruso en el 2018 alcanzará 550 millones de toneladas de crudo (11 millones de bpd).