Son dos Instituciones Financieras No Bancarias (IFNB) que destacan por su primer emisión de deuda híbrida subordinada perpetua, Crédito Real y Unifin Financiera.

De acuerdo con un reporte de la calificadora Fitch Ratings, esto es una señal de un mejor acceso al mercado para el sector y un apetito de los inversionistas por mayores rendimientos.

Fitch explicó que la emisión de deuda híbrida por parte de Crédito Real por un monto de 230 millones de dólares a una tasa de 9.125%, en noviembre del año pasado, fue el primer instrumento de alto rendimiento otorgado por una IFNB de América Latina, siendo un referente importante para dar acceso a más instituciones de nicho.

Por otro lado, la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom), Unifin Financiera colocó notas perpetuas subordinadas por hasta 250 millones de dólares.

“Es la primera vez que IFNB emiten un bono subordinado híbrido. este tipo de instrumentos lo hay en el mercado mexicano, pero son en su mayoría de instituciones financieras bancarias”, explicó en entrevista Mónica Ibarra, analista líder de Fitch Ratings.

Ibarra dijo que este tipo de instrumentos de ambas compañías cuenta con un porcentaje de deuda y capital de 50% cada una.

“Es algo bueno para el mercado porque es la primera vez que se hace y es una buena señal para el mercado que una institución pueda colocar este tipo de deuda en los mercados globales y porque es una fuente alternativa de fondeo”, expresó la analista.

La deuda híbrida se utiliza para buscar financiamiento sin deteriorar ratios de apalancamiento. Es de carácter subordinado; esto quiere decir que en caso de quiebra o liquidación los tenedores híbridos están sólo por encima de los accionistas en cuanto a apelación de cobro y por debajo de todos los acreedores sénior.

Este tipo de instrumentos se caracteriza por presentar una elevada rentabilidad.