Los precios del oro bajaron el viernes después de que el Banco Central Europeo (BCE) evitó dar señales concretas sobre más estímulos monetarios, aunque la incertidumbre económica condujo al metal amarillo a anotar un alza semanal.

El oro al contado perdió 0.7% a 1,941.07 dólares la onza, aunque subieron 0.4% en la semana. Los futuros del oro en Estados Unidos bajaron 0.8% a 1,947.90 dólares.

“Hubo un poco de decepción con el BCE por las expectativas de que veríamos más estímulos”, dijo Edward Moya, analista senior de mercado de la correduría OANDA.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, desestimó el jueves las preocupaciones sobre la apreciación del euro y dejó decepcionados a los inversores que esperaban señales de futuros estímulos económicos.